Ser un súper ñoñazo

1

Ser un súper ñoñazo no se trata de ser cualquier tipo de ñoño, o no señor, es ese ser ñoño que lleva a niveles épicos y magistrales el arte de la ñoñería; porque todos son susceptibles a ser ñoños, pero ser un súper ñoñazo, eso no cualquiera lo puede lograr, y bajo el adjetivo de súper y luego ÑOÑAZO, se puede entender que este sujeto lleva a niveles increíbles un actividad cotidiana en la que aprender, estudiar, hacer las cosas bien y de la manera correcta es algo que se exuda por los poros de su piel, ñoñería.

Pero a todo esto, habrá quien se pregunte, ok, que bueno por ti que seas tan ñoña, pero ¿qué es ñoño?, por cierto.

Notas Relacionadas

¡Sorpréndeme!

Cine sin Palomitas

El yoga es para viejitas

Bien, que bueno que me preguntaste, mmmmm, en realidad no lo hiciste, pero como buena ñoña yo hago esa pregunta que yo misma respondo, ah, y además porque este es como un modismo muy mexicano, y al haber lectores de otras partes del mundo, hay que entender que es un ñoño y obvio, reitero, soy tan ñoña que yo misma hago la aclaración pertinente.

ñoño, ña. (Del lat. nonnus, anciano, preceptor, ayo). adj. Dicho de una cosa: Sosa, de poca sustancia. || 2. coloq. Dicho de una persona: Sumamente apocada y de corto ingenio. || 3. ant. Caduco, chocho.

Creo que esa definición de la Real Academia Española de lo que es ser ñoño, me dejo algo inconforme, porque ser ñoño es más que ser corto de ingenio, ser ñoño significa algo más profundo. Ser un ñoño es la persona incapaz de hacer algo malo y no porque tenga miedo de hacer de violar las reglas, sino porque entiende y respeta profundamente el orden de las cosas; y bueno, si, como ñoño y más cuando eres súper ñoñazo, pues la neta si te da miedo hacer las cosas contra las reglas o las normas. Creo que ser ñoño se trata de hacer las cosas correctas, porque así deben ser, como estudiar, trabajar y hacer las cosas que los demás dicen, claro, sin apagar el cerebro, somos ñoños no pendejos y una de las características intrínsecas de los ñoños es que somos muy inteligentes.

Curioso pero un ñoño siempre es inteligente, mientras que no todos los inteligentes son ñoños.

Y por cierto, no es que en mi onda ñoña, este escribiendo una oda a la ñoñería, nel, para nada, esos años en los que yo era súper ñoña han terminado; pero es divertido recordar cuando lo era en ese nivel de ser un súper ñoñazo, en ese nivel me encuentro yo, mmmmmm, no espera, me encontraba, así que como reformada del mundo ñoño, puedo burlarme de los que siguen ahí y dar un testimonio fiel a las personas normales de lo que significa ser un súper ñoñazo, bueno, ñoño pues.

Ya sabes, esto de los documentales, testimoniales o relatos de como es el hábitat natural de otras personas distintas a ti, en este caso el de los ñoños siempre es interesante; esa es la razón por la cual nos encantan los tv shows de presos, o los programas de Miss USA, ver lo que sucede en los hábitats de esas personas, resulta fascinantemente hipnotizante.

Pero como que resultaría medio aburrido y ñoño hablar sobre la vida de los ñoños, digo, así que se diga que es bien interesante, la verdad pues no, porque somos personas cuya cosa más emocionante del día, era sacar 10 y cuando no sacabas 10 y sacabas 9.9 o 9.1, el mundo se te venía encima, así como para llorar desconsoladamente por mucho tiempo.

Esa es una historia verídica, yo era súper ñoña y el día que saque 9.1 en un examen, y no el 10 estaba a punto de llorar como nunca antes lo había hecho; lo sé, era muy ñoña, en realidad súper ñoñaza y el fin de semana que revisaba mis papeles de la universidad concluí dos cosas:

1.Gaste muchísimo dinero en un sistema educativo pésimo
2.Era una ñoña en nivel épico

Mientras revisaba papeles, trabajos, exámenes y cuadernos, rompiéndolos y mirando mis calificaciones, después de ver que todo traía 10, me parece una cosa muy curiosa recordando lo que significaba ser ñoña.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More