Intensear cuando discutes con alguien

Cada que comienzas un debate, la pasión te gana y sin que te des cuenta comienzas a intensear, necear, gritar y descalificar a la otra persona sin argumentos, solo con pasión; bien, antes de seguir en tu tren personal del mame, antes de eso, deberías detenerte a pensar que las discusiones no se ganan discutiendo y mucho menos intenseando.

Este consejo sobre intensear te lo da alguien que sabe sobre el tema, y si preguntas a cualquier en el mundo (físico o virtual) que me conozca, te dirá, que suelo ser una persona muy intensa, y sé por experiencia que a veces la pasión que uno siente por un tema, por la vida o por las cosas que sabe, son un buen detonante para intensear sobre todo y sobre nada; pero, también debo decir por experiencia que ser intenso no te lleva a ningún sitio, bueno, no te lleva a ningún sitio bueno, y ser intenso es el preludio de estar siempre enojado, molesto y decepcionado porque los demás no entienden tu pasión; en pocas palabras, cada que intenseas, lo único que haces es bueno, obviamente ganar una pelea, pero a que costo, porque lo único que se gana, es que los demás te eviten por intenso o intensa.

Eso es lo único que pasa de intensear cuando discutes con alguien, que las personas te eviten, por aquello de que no te puedes controlar y no puedes funcionar como una persona FUNCIONAL.

Después de todo, piénsalo un poco, y si te encontrarás con alguien intenso que quiere que a fuerzas compartas su opinión o postura, sin dar argumentos razonables, con únicamente pasión desenfrenada, no racional, para que tú pienses de esa manera, pues, yo creo que evitarías a toda costa relacionarte con esa persona.

Hay que recordar siempre que la forma de ganar una discusión, siempre, es evitando la confrontación y más cuando la otra persona esta intenseando sin parar, sin ofrecer algo inteligente, o racional, porque cuando uno intensea solo se habla acaloradamente sobre lo que se piensa es correcto, pero eso no genera debate, solo discusiones interminables en las que ninguna parte cede o cambia su punto de vista.

Hace poco me paso, que me vi en una conversación intensa, la buena noticia es que ahora no fui yo, supongo que la edad nos hace más sabios y conforme pasan los años, uno deja de intensear y simplemente da el avión; porque esa es la única forma de mantener lazos cordiales con los demás, dejar de intensear para empezar a ser más moderado.

Intensear cuando discutes con alguien es el camino fácil para enojarte con tus amigos y hacer que las personas te eviten, así que, si vas a intensear hazlo bajo tu propio riesgo.

Yeshttps://elblogdeyes.com
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

More from author

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Related posts

Advertisment

Latest posts

La vida es demasiado corta para algunas tonterías

Y hoy me llega como una gran revelación, una epifanía muy profunda venida de esta imagen sobre calcetas que en su simpleza encierra una...

El síndrome de SIMON, solteros con terror al compromiso

Según los psicólogos, el síndrome de Simón trata de una “enfermedad emocional” que se manifesta en hombres en edad fértil, adultos jóvenes, entre 20 y 40...

Tu tonta anécdota tuvo una buena moraleja

Alguna vez has necesitado que te cuenten una historia para aprender la moraleja de algo y no cagarla en la vida; sí, ya sabes,...
Apuestas Colombia