Notas Random Formarse en las colas

Formarse en las colas

-

Wey, no hay nada más horrible que estar parado más de 10 minutos en lo que sea, neta, es el bodrio del planeta. Y no, no lo dije en tono fresa o mamón, nota mental: no ir al cine sin pase VIP, ya saben por eso de no esperar.

Ok, ok, ok, ya sé, no me lo tienen que decir y de mis quejas bobas, esta sobre estar parado esperando algo, es de las quejas más absurdas del planeta, ya sé, no vivo en marte y entiendo que la hambruna, la guerra, el cáncer y otros males son terribles; pero ahora teniendo todas esas cosas tan malas, encima se le suma que tienes que formarte para todo, eso es una calamidad, la gota que derramo el vaso, hay que formarse en las colas para todo, incluso hay que formarse para poder formarse.

Solo piensa esto, son las 7 de la noche, está lloviendo muy fuerte, fue un día muy pesado en el trabajo, estas harto o harta de todos y encima de eso tienes que hacer una cola de 25 minutos mientras llueve, no traes paraguas para tomar el pinche micro, uno que nunca llega, NETA ESO es como para que te explote la cabeza.
Además tengo recuerdos muy frustrantes con las filas y solo pensar en la fila de las tortillas, hace que se me revuelva la panza, porque era de hueva, era aburrido, era como morir en vida o estar en el limbo mientras todos como zombies caminaban lentamente para pedir 5 pesos de tortillas, SÍ, en los tiempos en los que yo me formaba para las tortillas con 5 pesitos comprabas hartas tortillas y siempre era yo, la que iba por ese alimento a la hora de la comida y de regreso pasaba por el refresco, el pan nuestro de cada familia mexicana, una coca cola y tortillas; pero tengo que confesar que yo me ofrecía para eso voluntariamente, si bien era horrible la cola que duraba algo así de 20 minutos cuando bien me iba, yo me ofrecía a ir para volarme el cambio y comprarme comida chatarra que incluía siempre papitas y un gansito, había que matar el hambre.

Pero ya lejos de payasadas, ondas fresas, mamonas o recuerdos vagos de la infancia, las filas y las largas colas son una de las pestes o calamidades de este mundo moderno. Tanto es esto de las filas, el orden y el control, que filas hay para todo, te urge hacer pipí, literal, te estas miando y la cola para ir a hacer pipí le da la vuelta al lugar; no tienes idea de cómo pero todas las mujeres del lugar están formadas para entrar al baño. Pero no es la única cola a la que tienes que enfrentarte, oh no señor, para que esto sea más divertido, y digo esto refiriéndome a vivir, cada que sales de tu casa tienes que hacer una fila: en el médico, en el súper, para pagar, para comprar tu boleto en el cine, para comprar dulces en la fuente de sodas, para entrar al cine, para todo tienes que formarte, pero lo peor es que en días de fin de semana o en vacaciones las colas son tan largas que tienes que llegar más temprano para hacer fila y agarrar buen lugar.

Me cagan las filas y lo irónico es que incluso para entrar a alguna clase de fitness en mi gym, adivinen, sí, hay que hacer una puta cola que empieza a hacerse desde 15 minutos antes de que empiece la clase, puta, con lo que me encanta formarme y más en el gym, o sea tienes que dejar de hacer ejercicio, enfriar tus músculos para ir a formarte para hacer más ejercicio EN QUE CLASE DE MUNDO VIVIMOS, eso lo entiendo de parques de diversiones onda Six Flags o Disney, pero en un gimnasio, por favor.

Pero ahora que pienso en lo traumático que son las filas, sólo puedo decir que el premio se lo lleva Disney que es literal hacer cola para acceder a la cola, que te da acceso a la precola de acceso al parque. No es broma, no es choro, no es una exageración y llegues en ferri, tranvía o lo que sea las colas de Disneyland son épicas, incluso para entrar a la tienda de souvenirs tienes que formarte, así que si a mí me preguntan ese no es el lugar más feliz del planeta, de hecho tuve mucho tiempo para analizar mi visita a ese parque temático y mientras estuve formada 3 horas para subirme 45 segundos al SpaceMountain, tuve mucho tiempo para reflexionar, al principio creía que era una broma y esa fila no pasaba de una hora, pero sobrepasados las dos horas cuarenta y cinco minutos sólo podía pensar: mátenme por favor, no siento las piernas.

Las colas, una terrible maldición moderna, ¿tú qué opinas?

Yeshttps://www.elblogdeyes.com
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias

La Paz un destino por explorar

Playas, islas, aventuras y experiencias únicas estarán esperándote en La Paz para disfrutar juntos los bellos atardeceres que nos...

El detox 360 que estabas buscando para esta cuarentena

¿Cuánto tiempo llevas pensando que necesitas un ‘detox’ o purificación emocional, de tu piel, mental o alimenticia…...

¿Cuándo visitar Belize?

Una vez que podamos salir a re encontrarnos con el mundo, los escenarios naturales de Belize estarán...

¿Me está tirando la onda?

Soy yo o ese tipo me está tirando la onda, NAAAAAAAAAAA, soy yo, nadie me pela ni...

Lo que hacemos para impresionar a los demás

Cuantas veces no te has metido en algo estúpido o innecesariamente complicado solo para impresionar a una persona; si lo piensas, la estadística termina siendo macabra, por aquello de todas esas cosas que hiciste, no por gusto ni necesidad, y fue algo que simplemente hiciste para impresionar a otra persona.

Cuando la ortografía te hace más atractivo

Seducir con palabras ya no es algo exclusivo de poetas, todo lo contrario, resulta más actual que...

No te pierdas...Buenísimo
Recomendados para ti!