En base a que la mides: dinero, cosas, trabajo, millas, sonrisas, amigos, abrazos o es un equilibrio justo de todo lo anteriormente dicho.

Creo que muchas personas han cometido un error y la única cifra que utilizan para medir su vida es la del éxito, una métrica difícil de conseguir, o bueno, a un nivel que se considere optimo es muy dificil; supongo que los tiempos tan acelerados y modernos en los que vivimos hacen que nos convirtamos en presa de las cosas, del éxito, pero sobre todo del dinero, ¿pero todo eso acaso hace la felicidad?

Muchos cambiaron la palabra satisfacción por felicidad y poco a poco se transformó en éxito y ahora éxito se traduce en dinero; alguien me podría explicar por favor como se hizo un cambio tan abismal o cuando se dejó de perseguir lo real para conseguir lo ilusorio. Tal vez mis palabras parezcan palabras que únicamente divagan en torno a una idea sin profundizar nada, dirían algunos que simplemente cantifleo cuando hablo sobre la vida, pero atrás de este vaga y rara idea tengo un concepto, uno que tal vez no es muy claro en este momento.

Verán ustedes, el otro día yo estaba pensando sobre mi vida, mis metas y los objetivos que he logrado y lógicamente me puse a pensar en parámetros que puedan medir mis logros y a donde he llegado, siendo la pregunta más importante ¿soy exitosa? Y la respuesta fue algo ambigua sin llegar a ningún lado, porque la naturaleza del ser humano es siempre buscar más y nunca estar satisfecho con lo que ya tiene, entonces en base a esa respuesta claro que no soy exitosa, porque apenas siento que voy a la mitad del camino, sin importar que muchos puedan considerar que soy exitosa en todo lo que hago, pero como podría ser mi culpa no estar satisfecha si sé que yo puedo lograr más y mejorar por supuesto todas mis estadísticas.

Y entonces como esa pregunta me dejo vacía yo seguí reflexionando en el tema y en todas las cosas que he logrado, cuando concluí que no se trata del éxito o el dinero, se trata de las satisfacciones que he logrado en cada momento de la vida; entonces seguí pensando y me puse a analizar aquellas cosas que indican de forma tangible que he tenido una vida satisfactoria; nombrando tantos parámetros que eso parecía una lista interminable de variables que tal vez si sumaba y luego dividía entre sí podría tener un número de cuan satisfactoria ha sido mi vida.

Es decir, tengo 30 años de vida, he logrado 10,000 amigos, he dado 1,000 besos, he compartido 55,000 sonrisas, he dado 3,000 abrazos, he limpiado 20,000 lagrimas, seguro si sumo y luego divido puedo conseguir un número que me dé un porcentaje, pero ese número también seguiría sin satisfacerme.

Por lo que concluí que una vida satisfactoria nunca se basa en números, se basa únicamente en recuerdos y en personas que compartan contigo esos recuerdos. No sé si me haga vieja o tal vez más sabia, pero procuro coleccionar momentos y recuerdos en lugar de personas y aferrarme a esos instantes de forma tan fuerte que me hagan sentir feliz, pero obvio, no soy tan loca como para vivir siempre en el pasado, también pienso en el futuro pero me concentro únicamente en el presente.

Leave a Reply