Cosas que pasan en la época de frío

Winter is here

0

Tanto decía Ned Stark que se acercaba el invierno, tanto lo repitió, que dejo de tener sentido y nadie le creyó, algo así como Pedrito y el Lobo, y ahora que en verdad llego el invierno a todos nos tomos desprevenidos.

 

Bueno, tanto así que se diga que estas súper desprevenidos de las bajas temperaturas, pues obvio, no, y ya esperábamos que estas fechas fueran más frías, tanto que nos preparamos para este momento, para la llegada del invierno que psicológicamente nos metimos en el rollo.

 

Sí Ned, tú nos avisaste.Así que todos estamos preparados para convertirnos en caminantes blancos de la ciudad, mientras el gélido frio nos colma el corazón, eso o tal vez tengamos el corazón congelado por otros motivos nada relacionados con el invierno, la verdad quien sabe, pero con la llegada de la temporada invernal suceden cosas que solo se ven en la época de frío.

Cosas extrañas y divertidas que pasan en la época de frío

No nos queremos levantar, bueno, eso es de siempre, pero cuando llega el invierno, la idea de levantarte de tu camita caliente para salir al frio y a darte un tú con los monstruos del transporte público, es tan poco atractivo que solemos pensar y mucho si necesitamos o no el trabajo.

 

Otra cosa que para nada nos apetece durante la época de frío es bañarnos, y no importa que sea agua hirviendo, ese proceso de entrar a la regadera cuando hace frío es muy doloroso.

 

Pero no todo es “no quiero hacer eso”, también aparecen extraños comportamientos que solo suceden en invierno, algo así como los osos invernando.

Buscamos calor humano, desde el emocional hasta el físico, lo que sea con tal de calentar ese gélido corazón.

 

Siempre andábamos con bebidas calientes en la mano, de hecho, el nivel de temperatura de esas bebidas podría ser muy similar a la lava y nosotros felices bebiendo algo caliente.

 

Nos urge la fiesta, sí, cada que llega el invierno nuestro cerebro entra en modo DESMADRE y nos urge acción social del tipo lúdica.

 

Nos ponemos en engorda, digo, si enero es el tiempo para bajar de peso, en diciembre tenemos la única misión de subir la mayor cantidad de peso posible; bueno, tal vez esa no sea la consigna, pero parece que comemos con esa misión en mente.

 

Nos enfermamos por todo y andamos con un gripón que nos hace dependientes, hartantes y muy molestos.

 

Y a pesar de todas estas locas experiencias amamos el invierno, o por lo menos esperamos todo el año a que llegue la temporada de frío, excepto cuando llega, entonces ya decimos, siempre no.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More