Lo hago, pero con una condición sine qua non

0

No es que me quiera ver mamila, la neta, o que yo tenga muchas palabras domingueras para sacar de onda a las personas, o sea neta, no es que ande viendo diccionarios o leyendo la revista Quo para verme intelectual de vez en cuando, yo soy intelectual, bueno, en realidad tampoco es eso y más bien tengo una excelente memoria y todo lo que he leído a lo largo de una vida, o escuchado, o visto, se queda en mi memoria para después usar ese conocimiento a mi favor, porque obvio, soy tan curiosa y nunca renuncio a una duda, que cuando descubro un nuevo conocimiento o concepto, tengo que saber a qué se refiere, ese es el motivo por el cual mi mente está llena de datos; no es que quiera presumir, es curiosidad y buena memoria.

Por ello a veces uso esas palabras raras o conocimientos que parecen anacrónicos del siglo pasado, pero ellos explican mejor una idea, o de forma más simple.
En pocas palabras y en poco tiempo puedo decir algo, como: lo hago pero con una condición sine qua non y aquellas personas que sepan que la condición sine qua non, es una expresión que se usa para decir “una condición sin la cual no”, entenderán rápidamente que quiero decir.

Ves, explicar que es una condición de esta naturaleza es algo complejo, pero si la persona entendiera el concepto original, es más rápido decir condición sine qua non, que pasar un montón de tiempo y desperdiciando letras para decirle “ok, lo hago pero tienes que cumplir la siguiente condición, si no la cumples, no podré cumplir lo que yo acorde”; aunque por otro lado, es más complejo explicarle a alguien que es una condición sine qua non, que simplemente decir, “lo hago pero si tú haces esto”, pero como voy a saber lo que la otra persona sabe o no sabe.

Condición sine qua non es una locución latina “conditio sine qua no”, que se usaba originalmente en términos legales, para decir que si algo tiene que suceder o pasar, primero tiene que cumplirse cierta condición, es decir, para que yo haga algo, tiene que pasar primero otra cosa, una condición SIN LA CUAL NO. Y esta lección la aprendí hace mucho tiempo, pero no lo hice en clases de filosofía o latín, no, más bien fue cuando estaba insistiendo en mi adolescencia a mi padre que me dejará hacer algo y me dijo, “con una condición sine qua non” en ese tiempo pensaba que mi padre era muy raro y dominguero, que se creía una enciclopedia viviente.

Además, que se ubique, estamos en los noventas, nadie habla así, que pretende, eso pensaba yo y odiaba hablar con él, porque siempre salía con conceptos de ese tipo, filosóficos, extraños, conceptos latinos y cada que hablaba con él, era como hablar con un alguien del siglo pasado y nunca entendía nada de lo que decía, lo peor es que a él le causaba gracia, como si yo fuera una pequeña criatura, un animalito salvaje intentando domesticarse, como si entendiera pero no, entonces el pasaba mucho tiempo, MUCHO, explicándome esas cosas, como cuando paso mucho tiempo explicándome que eran las victorias púnicas, aquellas en las que pierdes más de lo que ganaste, cada que tenía un problema normal de la vida cotidiana, el salía con una profunda reflexión, que no tenía nada que ver, en apariencia con mi problema, pero finalmente y después de explicarme mucho, eso que había dicho tenía toda la relación del mundo.

Sí, mi padre paso mucho tiempo de su vida domesticándome, hasta que un día paso lo imposible, aprendí, me domestique y llene de cultura mi cabeza, creo que mi capacidad de aprender y analizar, esa que desarrolle cuando joven, hizo que fuera la única persona en el mundo que se puede comunicar con mi papá, para hablar de filosofía, de la vida y todas esas cosas que se esconden en la mente; creo que por esa característica mía, única, asumo, es que muchas personas disfrutan platicar conmigo, porque me conecto a muchos niveles, pero lo que nadie sabe, es que yo aprendo más de las personas, que ellas de mí.

No es que ande presumiendo, más bien estoy aprendiendo en todo momento, mente no deja de aprender.

Y a que tiene que ver todo este choro de las locuciones latinas, conceptos filosóficos, las condiciones sin las cuales no, mmmmm, es que ayer me querían pedir mi whatss, ya saben de esas veces que para sacarte el fon, te dicen, me pasas tu whatss, por lo que tuve que decir ok, pero con una condición sine qua non, después pase mucho tiempo explicando que era y luego pase más tiempo explicando las partes que componían esa condición.

Pero ahora cuando diga lo hago pero con una condición sine qua non, entenderás y de forma muy rápida y simple a que me estoy refiriendo y no como mi amigo que no tenía la menor idea de lo que hablaba para preguntarme “¿dijiste cinequaron?”,  si hubiera querido decir cine Cuarón, lo hubiera hecho, no es que se me hayan pegado las letras o me haya dado flojera escribir bien, yo quería escribir de forma expresa sine qua non.

Creo que es más fácil preguntar ¿a qué te refieres?, a preguntar ¿escribiste mal?, uno aprende más en la primera forma.

Leave a Reply