Notas Random

Cuando dices ¡Ya Voy!, y nunca vas

¿Cuántas veces hemos escuchado la frase Ya Voy? Esa promesa de que estamos en camino, de que en cualquier momento apareceremos por la puerta, pero que al final nunca sucede. Es como si el tiempo se detuviera en ese momento y nuestra intención de llegar se evaporara en el aire. ¡Pero no pasa nada! Porque todos hemos sido culpables de decir “ya voy” y nunca aparecer.

La excusa perfecta

Lo mejor de todo es que siempre tenemos una excusa perfecta para justificar nuestra demora. Ya sea que nos hayamos quedado atrapados en el tráfico, que hayamos tenido un imprevisto de último minuto o que simplemente nos haya dado pereza levantarnos del sofá. Siempre encontramos la manera de justificar nuestra tardanza y hacer creer a los demás que en realidad estábamos en camino.

La realidad es que cuando decimos “ya voy” en realidad estamos diciendo “ya veremos si voy”. Es como si esa frase mágica nos diera un pase libre para procrastinar y posponer nuestras responsabilidades. Pero al final, lo importante es que lleguemos, ¿verdad? Aunque sea con un poco de retraso.

El arte de la procrastinación

Decir “ya voy” y nunca ir es todo un arte. Requiere de habilidades especiales para justificar nuestra demora, para mantener la paciencia de los demás y para no caer en el remordimiento por no cumplir con nuestra palabra. Es como jugar al gato y al ratón, donde siempre estamos un paso atrás de nuestras promesas.

Pero al final del día, lo importante es reírnos de nosotros mismos y de nuestras excusas. Porque al final, todos somos humanos y todos hemos sido víctimas de la procrastinación en algún momento de nuestras vidas. Así que la próxima vez que digas “ya voy” y nunca vayas, recuerda que lo importante es disfrutar del camino y no preocuparse tanto por llegar a destino.

Cuando decimos “ya voy” y nunca vamos, lo importante es mantener el buen humor y no tomarnos tan en serio nuestras promesas. Al fin y al cabo, la vida está llena de imprevistos y de momentos que nos hacen retrasarnos en nuestras intenciones. Así que la próxima vez que te encuentres en esa situación, simplemente ríete de ti mismo y sigue adelante. ¡Porque al final del día, lo importante es disfrutar del viaje y no preocuparse tanto por llegar a tiempo! ¡Ya voy, pero no tanto!

author avatar
Yes
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

Yes

Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com