Ya pasaron los tamales ¿ya podemos ponernos a dieta?

0

Bien, si a mí me preguntaran eso, yo diría que todavía falta un poco más para llegar a ese punto, y si bien esta es la última parada en los eventos sociales que involucran mucha comida, creo que esto de comer cosas culposas y comidas calóricas es un placer.

Así que si me dan a escoger o me preguntan si ya estuvo bueno, la verdad diría siempre que no, porque comer comida de esa, comida que de solo verla engordas, por lo menos a mí me encanta.

Notas Relacionadas

Let´s make it awkward

Que frío hace

Los adolescentes están locos

Recordando ridículos

No sé tú, pero yo amo comer dulces, papas, garnachas, comida chatarra, comida grasienta, en fin, yo amo comer; y sabiendo que amo comer, el otro día que iba caminando por el pasillo de los dulces de Sanborns tuve una epifanía y me dije a mí misma: Ni pedo, te vas a poner gorda.

Si lo sé, pensar eso está de la fregada, pero mientras caminaba por los dulces y chocolates del 14 de febrero, me rendí y supe que, si el precio por comer esos deliciosos manjares irresistibles era estar gorda, pues ni hablar, pago el precio, y además, eso de resistirte a las cosas que te gustan y dejar de comer chocolates solo para verme fit, en ese momento no le vi sentido alguno, de todas maneras ni lo disfruto, no me ando exhibiendo y ni novio tengo, entonces total, gorda seré feliz.

Y seguro eso pensé, porque llevo 2 semanas a dieta, intentando decir que no a la comida que no debo comer, pero luego me acuerdo que no se trata de tenerle miedo a la comida y vivir no se trata de estar a dieta.

Por eso cuando me puse a pensar que ya termino el lapso de indulgencias alimenticias que viene desde diciembre del año pasado y todos prometimos que ya después de los tamales íbamos a poner a la cintura en orden, o por lo menos intentaríamos recuperarla o de menos ponernos a dieta, entonces me acorde que viene el día del amor y la amistad y si bien no tengo un Valentín para ese día, si tengo amigos y tengo mucho dinero, un pretexto para ir a la tienda a surtirme de todo tipo de dulces y golosinas.

Aunque por otro lado podríamos intentar ponernos a dieta, ya estuvo bueno de postergar y postergar un estilo de vida saludable. Pero tengo que presumir, que yo ya llevo varios días adelantada en este sentido y ya estaba a dieta, pero eso no evita que a veces me diga a mí misma, que gorda estoy mejor.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More