Vida y Estilo Ya no quiero comer recalentado

Ya no quiero comer recalentado

-

Si, definitivamente me encanta la Navidad y Año Nuevo, de verdad no hay nada que disfrute tanto como las fiestas, pero sobre todo la comida, oh dios, no hay nada mejor en este mundo que la comida o más bien las cenas de Navidad y Año Nuevo respectivamente; es más, paso todo un año esperándolas con una gran emoción y alegría, tanto que cuando llega el momento de cenar me atraganto lo más rápido posible y con la mayor cantidad de comida, no es broma, TRUE STORY.

En serio y no creo ser la única que espera con tantas ansias los manjares que se cocinan para estas fechas especiales, además, si fueran comidas más comunes, como que psicológicamente no tendríamos en la cabeza el mantra “atáscate con todo lo que puedas porque después de hoy tendrás que esperar otro año”, si lo pensamos fríamente, no es mi culpa o tu culpa, lógicamente.

Si estas cenas no fueran solo una vez al año, o por lo menos ese menú tan gustoso, rico y decadente se repitiera cada 3 meses, pues así como que comeríamos con moderación, paciencia y elegancia, pero COME ON, es una vez al año, una vez cada 365 días, como no, entonces comeremos tanto. Y de ahí se desprende la imperiosa necesidad de comer, cenar, desayunar después de esa gran fecha o día, la misma comida una y otra vez hasta que ya no haya o te hartes.

No les ha pasado que después de Navidad, sobro tanta comida y es tan rica, que sigues comiendo lo mismo, SÍ, exactamente lo mismo durante 3 días más, jajajajajajajaja, al punto que dices YA NO QUIERO COMER RECALENTADO POR FAVOR, lo que sea menos lo mismo, de esas veces que hasta unos sopecitos de frijol, unos sencillos sopes de frijol te harían el día. Es que eso de repetir menú, aunque sea uno muy rico, después de un par de días resulta cansado y hasta como que te da asco, pero repito la culpa es de las locas personas que tienen un complot extraño para guisar pavo/lomo/romeritos/bacalao una vez al año, seguramente es un complot gubernamental.

Aunque sería buen plan congelar la comida, para no aburrirte o hastiarte y tener dos semanas después ese rico manjar; pero vamos, la comida congelada no es lo mismo, sabe fea y pierda propiedades alimenticias, mejor, hay que atragantarse cuando puedes, quien sabe cuando vuelvas a comerlo, bueno, si sabes, dentro de un año.

Y es que te las ingenias para seguir comiéndolo, reinventando el platillo, combinándolo con bolillo, algunas veces con tortillas, echándole otra cosa, pero sigue siendo lo mismo. Me gusta el lomo, pero el día de hoy ya no quiero comer recalentado POR FAVOR, mejor vamos por unas hamburguesas.

Yeshttps://www.elblogdeyes.com
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

2 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias

El amor en los tiempos del internet – AdoptaUnChico nos habla del romance en línea

En una entrevista exclusiva para El Blog de Yes, con Nathalia Pavón vocera de la popular webapp...

Cuando no tienes algo es cuando lo quieres

A todos nos ha pasado, chicos, intermedios y grandes, todos hemos sido presas del sentimiento infantil de...

Los secretos que oculta una acción

Aunque no lo parezca, aunque no lo creas, cada cosa que haces, cada cosa que dices transmite...

Personajes del cine que amamos y odiamos

Podrás criticarlos, no estar de acuerdo en lo que hacen, y muchas veces odiar sus acciones, pero...

Tu mente tipo porno

El otro día platicaba con un amigo sobre las pompas, el alegaba que era natural observar con...

Cosas que me gustaría que se inventarán

Tal vez sean ideas ridículas, inventos que por algo no se han inventado, pero eso no les...

No te pierdas...Buenísimo
Recomendados para ti!