Ya soy miembro Gold Starbucks

9

Me tomo un poco más de un mes, pero por fin lo logre, una loca y exótica meta que me propuse cuando me enteré que era miembro green, y tenía 21 stars, y a solo 9 estrellas de la meta, en abril de este año me empeñe que debía conseguir ser miembro Gold Starbucks y le puse tanto empeño como los atletas olímpicos cuando quieren ganar el oro y si bien ellos se preparan entrenando, entrenando y entrenando, yo me tome como un reto personal eso de ir a Starbucks a comer, tomar café y comprar postres.

Claro, los atletas olímpicos terminaron en forma, yo con forma de dona, pero valió la pena, eso de ser miembro Gold Starbucks es una de esas cosas locas y banales que uno quiere lograr en la vida, pero no todos lo hacen.

Justo cuando estaba en mi preparación para lograr el oro, muchas personas me preguntaban y ¿cómo para qué?, la verdad es que yo decía muchas cosas, cómo es puro afán informativo, es conocer el programa de lealtad, pero ciertamente la idea de conseguir el oro de Starbucks, era lo único que yo quería.

Y debo decir que fue difícil, porque en un cierto limite de tiempo, tienes que juntar 30 estrellas, las estrellas o star solo las adquieres comprando productos con tu membresía, pero no solo se trata de ir a comprar y ordenar varias cosas por separado, nooo, eso no funciona y lo sé por experiencia, tienes que comprar y la diferencia de tiempo para que te otorguen una star por compra, debe tener unas horas de diferencia.

Así que para lograr ser miembro Gold Starbucks tienes que ir y mucho a esta cafetería de moda, un lugar al cual me gusta mucho ir para comer postres.

Durante un mes, me puse la meta de conseguir esas 30 stars, realmente no fue fácil, por cuestiones de tiempo, logística y el hecho de que por ciertas zonas de la Ciudad no hay pero ningún Starbucks, hizo que mi competencia personal para lograr ser Gold fuera más difícil y de hecho, pensé que no lo lograría, ya había tirado la toalla y había abandonado la idea de que lograría ser Gold.

Pero cuando me había rendido, un pequeño aliciente de mi entrenador, me recordó que la meta estaba cerca y que si quería el oro, debía dar ese pequeño extra, ese impulso necesario para poder tener mi tarjeta dorada.

estrellas

La cual por cierto todavía no me mandan, ni me avisan que me va a llegar, porque dicen por ahí los que tienen su tarjeta Gold, llega un email de Seatle para avisarte de lo que has conseguido.

La verdad es que debo confesar que esto de ser nivel Gold, me hace sentir como cuando Homero iba al valet parking, solo para escuchar la frase “señor”, sin esta haciendo el ridículo.

Ya sé, no necesito una tarjeta dorada para sentirme importante o VIP, pero a veces, es bueno un recordatorio de este tipo.

nivel gold

miembro gold

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More