Vaya que las mujeres somos bien complicadas

0

No sé, todo este debate interno mío sobre la complejidad de las personas, me hace pensar muchas teorías extrañas; veras, primeramente pensé que esto de la complejidad únicamente sucede en las personas que somos muy inteligentes, lo sé, justificación pendeja para no ser feliz y encima de todo, por si fuera poco peco de arrogancia, espera, no es gracioso ser arrogante y presumir de inteligencia, aunque si sea inteligente, no tengo porque andarlo cacareando, a menos claro está, mmmmmm, no OLVIDALO, no hay razón para presumir que uno es muy inteligente, culto, con muchas experiencias de vida, no hay razón para presumir u ostentar esas cosas. Pero debo decirte que apenas me caen los veintes de muchas cosas, entre esos veintes, ser moderada en las expresiones que realizó, así que creo que dejare de decir que soy genial y muy inteligente, aunque lo sea, no es algo que yo deba decir.

Pero intentaré concentrarme en la idea del día de hoy sobre la complejidad o complicación de las personas, mujeres, hombres, ¿acaso sería correcto hacer una diferenciación de género en estos días?

Notas Relacionadas

¿Qué pasa?, ¿Qué sucede?, acaso es cierta mi teoría sobre la felicidad y esta es indirectamente proporcional a la inteligencia, ¿será?, y esa loca teoría mía que pensé el 16 de enero del 2013 a las 2 de la tarde será correcta.

Muchas personas concuerdan conmigo, mis ideas y mi forma de pensar, pero eso no hace valida una teoría aunque hay que ser justos y el método científico no se puede aplicar muy bien al campo de las humanidades; de hecho, la única herramienta cercana a medir el desempeño de las emociones o la personalidad es la inteligencia emocional, pero bien, hay muchas teorías que seguro serán validad, y eso no desmiente o comprueba la mía.

Entonces, ¿tú qué piensas?, esta si es una pregunta directa que te hago y no una cuestión retorica hecha en voz alta, acaso ¿crees que la inteligencia está peleada con la felicidad?, acaso tiene razón
Ernest Hemingway y las “Personas inteligentes, y a la vez felices, es la cosa más rara que he se haya visto”, ¿será?

Por qué simplemente no podemos ser y ya, en vez de buscarle siempre 3 pies al gato, sobre analizar todo, buscar una razón o lógica a las cosas que son ilógicas.
Por qué tendemos a pensar las cosas tantas veces, que nos ahogamos en tormentas imaginarias dentro de nuestra cabeza, tormentas que no existen pero sin embargo nos ahogan, a veces uno solito se describe el mar cuando se está ahogando en sus pensamientos.

Acaso tiene que ver la inteligencia o eso es una excusa pendeja que nos repetimos para no sentirnos mal de nuestra propia infelicidad, por ello decimos para todo, que las personas inteligentes no somos felices y así dejar de intentar mejorarnos como personas.

Y yo tengo más preguntas que tienen que ver con esto de la felicidad, de ser, de estar, de vivir y de funcionar, muchas preguntas que también me hacen pensar en la complejidad de las personas, acaso será que simplemente por cuestiones hormonales las mujeres seremos más complicadas, ¿será?, sin embargo siempre he pensado que esa es la cosa más tontas del mundo, pensar que algo en mi química sanguínea o mis hormonas es culpable de mis comportamientos erráticos se me hace la excusa más patética del mundo, porque el hecho de decir en voz alta que la mente se rinde ante las hormonas o los sentimientos, me parece absurdo, pero en la práctica descubrimos que siempre pasa, aunque sea algo que no me gusta.

Acaso será que si estamos locas las mujeres, acaso será como aquella vez que me pregunto Chuy, un querido lector de hace varios años, ¿Por qué son como son las mujeres?, a lo que solo pude responder “así somos”

Un consejo practico, a las mujeres no hay que entenderlas, además recuerda 9 de cada 10 mujeres están locas, la otra también, pero como es la que te gusta, te haces pendejo. Así que terminamos con un 100% de mujeres que son un elemento volátil y peligroso de la tabla periódica, suena cagado y da risa pensar que una mujer, nosotras, hermosas y perfectas criaturas de la naturaleza como inestables, tanto que a veces manejarnos resulta peligroso, es GRACIOSO, la neta si, sobre todo cuanto te encuentras un montón de memes con manuales sobre cómo lidiar con una mujer, o los diccionarios que explican el lenguaje de una mujer, ES GRACIOSO cuando uno lo lee, pero cuando una mujer está neceando, eso es peligroso y se quita lo gracioso.

Realmente a mí no me parece nada bonito ser parte de ese 100% de mujeres locas, realmente no, yo quiero ser una versión 2.0 de eso, una mujer sin lo malo.

Las mujeres somos complejas, es un hecho que no vamos a obviar nunca, por alguna estúpida razón tendemos a ser demandantes, encimosas, queremos siempre demostraciones de afecto y si por alguna razón con fundamentos lógicos no nos llama el objeto de nuestro aprecio cada 5 minutos, tendemos a entrar en pánico, pero ¿por qué?, por qué no podemos vivir sin todo ese drama y ser felices.

Los hombres pueden, ¿por qué nosotras no?

Ahora que es lo malo de una mujer, que es lo que nos hace complicadas, creo que nuestros locos cambios de humor, aquellos que nos hacen quedar como personas bipolares que pasan de la extrema felicidad al encabronamiento en un solo pasó para agobiar a la otra persona.

Te imaginas que pasaría si una mujer dejará de hacer eso, dejará de sentir inseguridad, miedos y realmente fuera más lógica, tal vez las cosas serían únicamente tranquilidad.

Pero siempre es un buen momento para dejar de estar loca y yo dejaré de ser un elemento inestable de la tabla periódica, digo, si ya he cumplido todo lo que quiero hacer, no será nada difícil dejar de ser una mujer loca, de esas locas que hartan.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More