Cómo usar el metrobus sin morir en el intento

Conoce las reglas básicas para usar el metrobus

0

Parece una tarea simple tarea, usar el transporte público de la CDMX, pero, entrar al metrobus es como entrar a la dimensión desconocida, a lo más salvaje de la selva, entre un montón de animales, los cuales, todos tienen un único objetivo en mente: apañarse el mejor lugar.

Fuera de bromas, creo que eso es lo único que se piensa cuando se entra al metrobus, y es tanta la tensión mental por encontrar ese lugar sagrado en este camioncito rojo, que nos hace olvidar cualquier conducta cívica, moral o humanitaria.

Pero, ¿cómo no sería así?, si el mendigo metrobus, cuando va lleno, en serio va lleno y todas las personas que van adentro, terminan unas sobre otras.
No hay leyes de la física, en este lugar, o aquí no aplican, y muchos cuerpos, terminan ocupando un mismo espacio, entre empujones, arrimones y golpes.

via GIPHY

Los capitalinos pensábamos que el metro ya era una experiencia extrema, pero llego el metrobus para decirle “quítate que ahí te voy”, y nada, ni siquiera el metro en sus peores días, se compara con el metrobus.

Y no importa que vagón ocupes, mixto o mujeres, creo que el de mujeres es peor, uno termina humillado, aventado, aplastado, cuando bien te va, porque en un mal día, en una mala experiencia pueden robarte todo lo que traes.

Sí, si hay un lugar al cual entras y debes encomendarte a algo supremo, es el metrobus, porque una vez estas ahí, es como estar en el Hades, y las malvadas criaturas de este inframundo conviven con las almas en pena que transitan momentáneamente las puertas de ultratumba del metrobus.

Casi todos mis amigos y conocidos, han sido robados, agredidos y manoseados en este lugar, de hecho, creo que para entrar al metrobus es tomar todas tus pertenencias de valor y guardarlas en los calzones o calcetines, en ambos o indistintamente.

En verdad, bolseadas y carteristas, todas suceden en el paraíso de los robos y la impunidad, el metrobus.

Pero, cuando se tiene que usar el metrobus, se usa el metrobus, por eso pensé en los consejos útiles que debes tener en mente cuando vas a abordar este exótico tipo de transporte.

El primero, guarda tus cosas bien, y bueno, no por bien quiero decir que lo metas a los calzones o las bubis, pero si guarda en una bolsa bien cerrada dentro de tus pertenencias, dinero, tarjetas, celulares y cosas de valor.
Digo, si traes el cel en la bolsa de la chamarra, pantalón o en la bolsa de fácil acceso de la mochila o bolsa, es obvio lo que va a suceder.

El otro día que me subí, y conociendo este lugar, guardé mi cel en la bolsa e iba custodiando el cierre de la bolsa.

El segundo, hay que ser respetuoso con los demás, cuando vaya llenísimo, y puedas ceder el asiento, hazlo a quien lo necesite. Respeta a los demás, no empujes, ni golpees.

Tercero, anticipa tus bajadas.
Si sabes que va retacado y no cabe ni un alma más, pero suben 5, 3 estaciones antes de la tuya, comienza a posicionarte en las puertas.

Cuarto, busca un rincón dónde estar bien parado, y agarrado de algo, y por algo me refiero a un tuvo, no te vayas recargando en las personas.

Quinto, no hay que ser necio, y no porque quieras estar más cómodo, pases por todo el vagón, en dónde estás busca un lugar dónde puedas acomodarte sin estorbar a los demás, y por amor de dios, no uses los pasamanos para recargarte mientras juegas con el celular.

Sexto, averigua bien tus rutas, el metrobus es caprichoso, y no todos los metrobuses van a tu destino, hay algunos que se desvían a otras líneas o no llegan hasta el final.

Tomando en cuenta estas precauciones, puedes usar el metrobus.

You might also like

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More