Urgencia por tener hijos a los 30

0

En este punto de la vida me asusta más tener un hijo que no tenerlo, supongo que no es lo mío hablando únicamente por mí, claro está.

Bien cuando se habla de una mujer naturalmente se habla de sus instintos y la sabia naturaleza con la que está creada, ya saben, procrear y ser madre está en el código genético de una mujer o eso se asume, que ya como estigma y uno muy cruel cae sobre los hombros de toda mujer que una de las formas de realización más poderosas o la única es SER MADRE. Que no estoy criticando esta capacidad creadora para dar vida y no solo eso, ser madre es una gran responsabilidad y compromiso, pero no solo aplica para ser madre y también un padre tiene grandes responsabilidades con esa vida y no solo para asegurarle un futuro brillante, sino para hacer que esa personita sea la mejor del mundo.

Notas Relacionadas

Ahorrar en navidad

Bienvenidos a mi ñoño mundo

Beneficios del frio

Lavar los trastes rápido

Supongo que ser padres es algo gratificante pero sumamente complejo, yo no he tenido el placer de serlo, pero siendo honesta me aterra en lo más profundo de mí ser la posibilidad de serlo. ¿Por qué?, mmmmmmm, pues mis padres y algunos dirían que simplemente es inmadurez y falta de compromiso, pero realmente cuando pienso en las grandes responsabilidades que están detrás de ser padre, los gastos y educar a alguien más en estos tiempos modernos, me hacen que piense y reconsidere mucho en continuar mi legado de sangre.

¿cómo pá que se necesita otro flores con mis genes que han demostrado estar algo dañados?
Realmente lo digo en serio, a mis 30 años me da más pavor tener un hijo que no tenerlo y a pesar de que ya se echó a andar mi reloj biológico que hace tic tac, lejos de asustarme o apresurarme para cumplir con mi deber, me hace pensar que ya casi la libro.

No entiendo porque las personas creen que para realizarme necesite ser madre, igual y lo digo porque todavía no conozco a la persona que me haga pensar diferente, pero en este punto de mi vida, el estigma de la solterona treintona que no se ha casado, no me tortura.

Es gracioso pero muchas personas, hombres y mujeres piensan que mi único objetivo en este momento es encontrar marido para casarme y tener un par de hijos, mmmmmm, NO, eso no es lo que estoy buscando para mi vida, de hecho, como que muchos hombres con los que es potencial que salga, muchos de ellos tienen el pavor latente de que mi relojito interno retumbe en mi cabeza TIC TAC, es más, normalmente salgo con chicos más jóvenes que yo y se preocupan de que yo les quiera echar el lazo para sentar cabeza con hijos.

Es más probable que ellos me asusten y me hagan salir corriendo si me proponen matrimonio e hijos, que pensar que yo pueda sugerir eso.

Ser mujer entrada en los 30 no significa que te quieras casar con quien sea y tener hijos, bueno, en lo personal creo que soy mucho más y ese plan de vida no está en mi cabeza, de hecho nunca lo ha estado; puede ser que siempre haya estado bien loca pero ese tipo de locura obsesiva por cumplir con mi función biológica de ser madre, nunca me agobio.

Yo quiero cambiar el mundo, no pañales.

Hablando por mí, no tengo prisa por casarme o tener hijos y así pienso desde que tenía 20, que muchos me decían eso dices porque tienes 20, pero veras cuando tengas 30, la noticia es que sigo pensando igual, a lo que ahora me dicen eso dices porque tienes 30 pero cuando tengas 34 veras que te agarras lo primero que te encuentres, este no NADA QUE VER.
Que tengo plan B para todo, si, ese es uno de mis peores defectos siempre, tengo un plan alternativo y si un buen día me llega la locura hormonal de que tengo que ser madre y no son sustitutos mis perros, pues voy a un banco de esperma y listo no necesito agarrarme con toloache a nadie.

Pero siempre término pensando en la gran responsabilidad económica, moral, ética y de salud que conlleva tener un hijo, es un compromiso tan enorme, que no me hace desear ni tantito ser madre. No creo que tenga que ver esta elección mía y de muchas mujeres con progreso o feminismo, simplemente algunas no tenemos esa urgencia por ser madres al igual que algunos hombres con eso de ser padres.

Que bien, todas aquellas que lo hacen mis felicitaciones, eso requiere valor y mucho coraje.

Sin embargo yo Yesica Flores, hoy en día digo abiertamente que no es mi plan. Ok, ok, ok, a los 34 años ya daré la declaración correspondiente y honesta sobre si quiero o no quiero tener hijos.
Ahorita y apenas puedo cuidarme y educarme a mí, imagínense ahora con un chamaco.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More