Una mañana desastrosa

2

Hoy tuve una de esas mañanas en las que todo, literalmente todo, es un desastre, pero afortunadamente en un buen sentido, porque recapitulando y analizando no pasó nada muy malo, nada extraordinario, simplemente fue una de esas mañanas en las que nada sale bien, como si fuera un plan del cosmos para hacerte perder tiempo, dinero y desplazarte en vano por toda la ciudad para nada, porque simplemente nada salió bien, nada de lo que hice, NADA, eso fue lo curioso, que todas las estrategias alternas que pensé para lograr cumplir mi misión, simplemente nada funciono, por ello tengo sospechosismo de que eso fue algo más que casual.

Supongo que a veces las cosas no salen, simple, hasta que desistes de hacer eso que querías y terminas regresándote a casa.

Suena a una película de Hollywood lo que me paso el día de hoy y ciertamente me recordó mucho la película de George Clooney y Michelle Pfeiffer, esa película de los noventas en la que estos protagonistas tienen que llegar a trabajar, pero pasa de todo, cosas tan extraordinarias como que nunca pasa el bus, increíblemente nunca pasa un taxi libre, es imposible usar el metro y por más que lo intentan y se esfuerzan para llegar a un lugar, simplemente no pueden hacerlo. Como si alguna fuerza cósmica estuviera detrás de esas acciones, para evitar que algo pasara o para hacer que pase otra cosa. Como en la película los Agentes del Destino, esta es más reciente y protagonizada por Matt Damon, una película en la que todo tiene un plan y para evitar que las cosas se salgan del plan, a veces hay días en los que nada sale como tú quieres, por alguna buena razón cósmica que tu desconoces.

Así mero me paso hoy, no se sí fue o no parte de un plan cósmico, no se sí fue mera coincidencia que hoy mi mañana fuera como en la película Un día inolvidable del 96, o tal vez he visto muchas películas; pero sea lo que fuere hoy nada salió como lo esperaba. Tampoco me traumo o me está haciendo infeliz, digo, es el menor de los males programar algo y que no pase, para mi malo son otras cosas; siempre he creído que adaptarse a estos cambios no sólo es hábil e inteligente, sino también te permite ser funcional. Más bien me parece muy extraño como resulto esta mañana de jueves, una en la que nada fue como yo lo planee.

Y lo que más me molesta, si, más allá de haber perdido 3 horas del día, intentando llegar a un lugar, más allá del desperdicio de tiempo, esfuerzos, recursos, dinero y repito, tiempo, ese que últimamente no tengo, lo que más me molesta fue haberme levantado a las 6:30 de la mañana, cuando bien pude despertarme a las 9:30 y hubiera sido lo mismo, porque no hice nada, nada productivo más que pasearme por la ciudad en medio del caos, muchedumbre y gente aventándose para subirse al metro, luego al camión y luego peleándose por un taxi, mmmmm, eso para mí es algo innecesario. Yo soy gente de paz, de vida tranquila que evita las multitides.

Pero lo que me molesto fue la desmañada, eso cala, ¿no te parece?, las horas de sueño son sagradas y si mejor vas a perder el tiempo, pues yo creo que es mejor inversión hacerlo en la cama, acostadito/a, caliente y babeando la almohada, ah pero no señor, no, para hacer más activa, más entretenida y más divertida tu vida, decides pararte temprano para cumplir una misión, una quest que ni siquiera suena medianamente divertida, pero es algo que te comprometiste a hacer, algo en lo que está tu palabra de por medio, unica razón por la que intentas por todos los motivos viables y posibles, llegar a un lugar.

Pero en el proceso de hacerlo descubres que eso es una misión imposible, que si para llegar al Piso 51 a las 8:30 de la mañana tienes que aventarte en plan Garfield al metro, pues mejor sales y tomas un bus, pero si el bus viene igual y terminas colgado de la puerta, la opción es un taxi, pero si todos los taxis van ocupados pues la opción es regresarte, a menos que el regreso también sea imposible, en ese caso haces un poco de tiempo para tomar algún transporte que no vaya tan lleno.

Moraleja, Yesica tienes que aprender a manejar y simplemente fue una mañana desastrosa pero divertida, esperen, divertida no.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More