Últimamente me peleo mucho con mi novio, ¿Qué hago?

17

Lamentablemente llega el punto en la vida de toda pareja en la que los conflictos llegan. Cuando uno se enamora y recién conoce a una persona, descubre sus defectos y virtudes, en ese tiempo todo parece color de rosas, es más, justo cuando va a surgir una pelea en esta fase del amor o la relación, las personas declinan esas discusiones, porque el sentimiento que sienten simplemente impide que cualquier cosa afecte el amoroso panorama; pero entre más madura esa pareja y se desaparece ese efímero efecto de amor infinito, las peleas y diferencias se hacen presentes, y las personas se preguntan, ¿Qué está pasando?

Esta es la pregunta que muchas personas se hacen recurrentemente y no importante que tanto tenga una relación o que tan estable sea; ciertamente hay un punto en donde las peleas en una pareja se hacen constantes, muy presentes o muy obvias.

Y no solo es una pregunta que se hagan ellas, sobre las peleas con su chico, también ellos se preguntan ¿Por qué nos estamos peleando?, pero lo más importante no es la causa de la pelea, sino que se puede hacer para detener estos conflictos que están afectando a esa pareja.

Bien, hay que entender que las discusiones, los conflictos y las diferencias son parte de la convivencia diaria, pero hay que entender y diferenciar los conflictos así como su magnitud. Digo, toda persona que crea que cuando se comienza un noviazgo, una relación de pareja, un matrimonio, una unión o cualquier versión monogamica del amor, cualquiera que pretenda que después del “sí, soy tu novia” o “acepto”, todo será felicidad de cuento de hadas, ciertamente anda algo desorientado.

Las relaciones de pareja en cualquier formato o versión, son complicadas por aquello de la convivencia, los acuerdos y lidiar con el ego propio y de la pareja; pero ello no implica o significa que las relaciones sean peleas constantes de poder, eso es tan ridículo como pensar que uno será feliz para siempre. Los finales de cuentos de hadas, solo pasan en los cuentos de hada y las relaciones llenas de peleas, esas pasan en la vida real, pero no significa que sean buenas o ideales.

Hay que comprender y entender entonces que es el amor y las relaciones de pareja, entendiendo eso, uno se hace realista y practico sobre que debe esperar.

Pero tampoco estoy diciéndote que si tu relación no es perfecta y se la pasan gritándose, terminen, más bien te digo que evalúes que es lo que está pasando y busques una camino ideal para que tú seas feliz, con esa persona o sin ella; pero todo eso depende de ti, un gran balance en el que entiendas tu relación desde un punto de visto objetivo y lo más lógico posible que se pueda. Lo sé, es difícil ponerle lógica a los sentimientos, sin embargo si no lo haces es muy probable que termines en medio de una situación que solo te haga daño.

En todo proceso de la vida, en el proceso de madurar y por supuesto aprender a amar descubres que todo se trata de encontrar un equilibrio, un punto medio entre ceder o pelear. Pero también quiero ser muy honesta, las cosas que valen la pena son complicadas y merecen la pena luchar; cuando me preguntan sobre relaciones, hay tantas cosas que valorar y siempre trato de hacer que las personas recuerden, que cualquier interrelación con los demás, viene con diferencias incluidas y no por ello vas a huir.

Cuando tienes diferencias con tus amigos, tus familiares o en el trabajo, ¿Qué haces?, pues argumentas en busca de la lógica, pero incluso en esos momentos, uno a veces simplemente tiene que ceder.

Y con esto quiero decirte que no huyas a una relación formal de amor, por una pelea, por diferencias o discusiones; estas no son solo parte del amor, sino también de vivir y crecer. Lo que quiero decirte es que las diferencias no se pueden evitar nunca, es como pretender que exista una rosa sin espinas o quererte subir a la montaña rusa, pero pedir que quiten las bajadas; eso no sucede nunca, no querer peleas o diferencias con los demás o tu pareja, es imposible.

El chiste está en cómo se resuelven esos conflictos y diferencias además de cómo esas diferencias pueden unir o separar a dos personas.

Pero también hay que entender que a veces muchas peleas por cualquier cosa, son síntomas de algo más, de una enfermedad que viene gestándose de hace mucho tiempo, conflictos o diferencias que separaron a dos personas que se querían mucho. Y todo eso radica en como enfrentaron esas diferencias, si simplemente te enojas, te enfadas y cedes porque no quieres discutir; es muy probable que eso sea el comienzo del fin.

No se trata de buscar un remedio mágico que pare las peleas, sino se trata de entender legítimamente el punto de la otra persona, comprenderlo, razonarlo y llegar a un punto medio, a una resolución aceptable de un conflicto, una que haga feliz a ambos.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More