Toma 100 pesos por las molestias

4

Les voy a contar esta historia verídica, por qué lo hago o por qué se las cuento, por el puro gusto de hacerlo. No vayan a pensar ustedes que ando balconenando gente, nooooo, PARA NADA, eso no lo hago yo; si fuera así daría nombres, pero solo les estoy contando una anécdota, por el puro gusto de contar cosas, y aunque esta historia parezca ciencia ficción o la exacerbada imaginación de una adolescente, me paso, es cierto, lo juro.

Verán ustedes, esta historia se ubica una bella y fría tarde de invierno, uno de esos días que te da flojera trabajar, pero pues trabajas, obvio, sino como pagas las cuentas y a pesar de toda la flojera o falta de ganas, tú haces lo que tienes que hacer. Ese día tenía que ir a visitar a un cliente para realizar una grabación.

Pues allí estaba yo instalando todo el equipo, mientras llegaba el cliente, el cual por cierto llego bien tarde, pero ni que decir, el cliente siempre tiene la razón, así ni como quejarte y pues estas trabajando y andas en locación chacoteando, pero había algo más además del retraso de 45 minutos, había un concierto musical proveniente de las obras en construcción, algo así como si el cosmos hubiera pensando HOY NO VAS A GRABAR, HOY NO QUIERO QUE TRABAJAS puso una sinfonía musical de sierras eléctricas, martillos y todo tipo de herramientas de construcción a sonar al mismo tiempo.

jajajajajaja que chistoso eres destino, bien jugado, y ni como solicitar que se apagaran, ya parece que una edificio en construcción va a parar de hacer escándalo, o más bien construir porque yo quiero paz para grabar un video, claro Yesica, por supuesto que sí, es más, el edificio que se construye atrás, le va a decir al edificio que está a un lado que también deje de hacer reparaciones y después va a venir el Hada Mágica de los dientes a traerte un helado. ¡Si claro!

Pero saben que fue lo más gracioso, después de tanto fiasco, el cliente estaba muy apenado por todas estas, mmmmm, como podríamos llamarlas, mmmmm, vicisitudes y me dio $100.00, no sé, me sentí como el chico que instala el Cable o te a arreglar el Sky y le das unos $50 o $100 dependiendo de las molestias y el número de actividades que haya tenido que realizar, así me sentí, estaba pensando en que momento me dirá “toma pal chesco” pero para no verse tan mal, me dio esos $100 de un adeudo que tenía por otro servicio, que ni siquiera eran para mí, pero me dijo ve y cómprate un café o.O, en serio, digo si me iba a dar $100 por las molestias me los hubiera dado a mí, no por parte de un adeudo, tal vez en su mente era lo mismo o de esa forma limpiaba su conciencia y mataba dos pájaros de un tiro, pero si quería realmente verse esplendido me hubiera dado “mi compensación”, aunque seguramente en su mente lo hizo.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More