Todavía no estoy lista para dejarlo

0
312

Alguna vez te has descubierto pensando en algo que te carcome el interior, bueno, carcomer es una palabra fuerte, pero lo que quería decir es que hay veces en la vida en las que una idea no te deja ir, no se quiere ir y te hace presa de esos sentimientos; bien pueden ser de alegría, de obsesión o hasta tristeza, pero a veces no es fácil despedirse de algo, alguien, un recuerdo o hasta una idea, de esas veces en la vida que te dices:

Todavía no estoy lista para dejarlo ir

Y esa frase no precisamente hace referencia a una persona, sino bien podría ser una ilusión, una idea, un recuerdo o inclusive hasta dolor.
Ah, es difícil sanar el dolor, de hecho, creo que es de las cosas más difíciles de superar en esta vida, el dolor, el vacío y las ausencias; tanto que muchas veces ese dolor que proviene de adentro, ese dolor que está en el alma, se puede convertir en algo físico tan doloroso, que hace a las personas buscar maneras para lidiar con ese dolor que no están listos para dejar ir.

Hay muchas personas que lidian con ese dolor, que no quieren o no pueden dejar ir de muchas maneras, hay quienes se clavan en el trabajo, otros se enrolan en hobbies o hasta vicios que tratan de adormecer el alma y la mente, con todas esas ideas que no se pueden dejar ir; pero ciertamente cuando uno hace eso, cuando uno huye de esos miedos, esos vacíos, ese dolor o esos huecos en el alma, normalmente se hacen más grandes al punto que pueden carcomer el alma de una persona, y esta vez, esa es una palabra adecuada para el proceso que viven las personas cuando no pueden o no quieren dejar ir algo que les hace daño.

Ese momento en que te descubres un vicio y todavía no lo quieres abandonar, una especie de masoquismo en la que solo un poco más, permites contemplarte ese espacio, ese dolor, ese vacío o esa ausencia que no se llena con vicios, canciones, emociones sino que se alimenta con recuerdos que pueden atormentarte.

Aunque bueno, tampoco hay que adelantarse y todo proceso en esta vida que involucre dolor emocional, todos esos procesos tienen que vivirse a través de un duelo personal, ese es el único camino en el que una persona puede encontrar paz mental, paz espiritual y paz física, ese proceso es el único camino por el cual se puede dejar ir algo, un recuerdo, una emoción, un viejo amor o el hecho de que un ser querido se haya ido.

Tal vez pueda parecer que no estás listo o por lo menos no quieres dejar ir ese recuerdo, pero luchar con él no es la solución, tampoco escapar, simplemente hay que dejar que el duelo permita que liberes esa emoción, esa tristeza o ese recuerdo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here