Tips para cocinar saludable en casa

Cocinar comidas saludables en casa, no solo es una excelente manera de nutrir tu cuerpo, sino que, al cocinar con este enfoque, te permitirá tener control sobre los ingredientes y métodos de cocción utilizados; por ello, si ya estás decidida para hacer los cambios necesarios para cocinar más saludable, en este contenido de El Blog de Yes, te compartimos varios tips para lograrlo.

Cómo cocinar platillos más saludables

Ingredientes

La primera recomendación que vamos a darte, es usar ingredientes y alimentos saludables; uno de estos ingredientes, es el famoso queso cottage, un alimento de origen natural con mucho potencial, el cual, tal vez, aún no conozcas, por ello te decimos lo que debes saber sobre este alimento.

¿Qué es el queso cottage?

El queso cottage es un tipo de queso fresco bajo en grasa y calorías; este ofrece numerosos beneficios para la salud, ya que es una fuente de proteínas de alta calidad, además también aporta muchas vitaminas y minerales esenciales. El queso cottage es fácil de digerir y puede ayudar a mantener la saciedad, lo que puede ser muy beneficioso para el control del peso.

¿Cómo cocinar con queso cottage?

Queso Cottage es un ingrediente versátil en la cocina diaria. Úsalo como sustituto saludable de la crema agria o el queso crema, también puedes usarlo en salsas y aderezos.

Este tipo de queso agrega sabor y textura a ensaladas, tortillas y rellenos de verduras. También puedes usarlo como base para dips y untarlo en pan integral. Te recomendamos experimentar con él para descubrir de sus beneficios culinarios.

Prioriza los ingredientes naturales y frescos

Cuando tus alimentos están preparados con ingredientes frescos y naturales, que no hayan sido procesados, esto garantiza la obtención del máximo valor nutricional en cada comida.

Considera que las verduras, los vegetales, los cereales integrales y las proteínas magras de origen natural, deben ser la base de tus platillos.

Color y variedad en tus platos

También debes priorizar que tus preparaciones sean balanceadas, esto significa incluir variedad de verduras y proteínas. Recuerda, las verduras aportan vitaminas, minerales y fibra esenciales, mientras que las proteínas magras como las aves, el pescado y las legumbres proporcionan los componentes básicos necesarios para un cuerpo sano.

Otra regla para lograr comidas balanceadas, es tener platos coloridos. Por ejemplo, las verduras de hojas verdes, como las espinacas y la col rizada son ricas en vitaminas A, C y K; mientras que las verduras de color naranja, como las zanahorias y las batatas, tienen un alto contenido de betacaroteno; los cereales y sus tonos claros, aportan fibras y nutrientes esenciales y finalmente, las proteínas magras, que aportan colores oscuros, proporcionan zinc y hierro.

Cuida las porciones

Además de elegir ingredientes nutritivos, el control de las porciones es otro aspecto clave a la hora de cocinar comidas saludables. Prestar atención a los tamaños de porciones recomendados y procura no excederlos; esto puede ayudar a prevenir comer en exceso y así promover una dieta equilibrada.

Por último, además de comer sano, no olvides la importancia que tiene la actividad física regular para mantener a tu cuerpo sano. Al incorporar a tu vida una rutina de ejercicio diaria, ya sea dando una caminata rápida, andando en bicicleta o practicando yoga, además de mantener un peso adecuado, también promoverás una buena salud cardiovascular, aceleraras tu metabolismo y mejorarás tu bienestar emocional.

Salir de la versión móvil