Así como el tequila, el tejuino es uno de las bebidas más sabrosas y representativas de Guadalajara, a pesar de que su popularidad ha crecido en las últimas décadas su consumo data de la época prehispánica, ya que además de que era utilizada para deleitar la garganta también tiene poderes curativos para el estómago y en ese sentido te presentamos los beneficios de tomar este líquido artesanal milenario.

El Tejuino es reconocido como un tipo de cerveza elaborada a base de maíz acompañada de un proceso de malteo, donde el grano de maíz se germina con agua, un paso que es  interrumpido para cocerlo e hidrolizar una gran cantidad de azúcares mientras que la malta resultante se fermenta para tener como resultado una bebida que puede ser disfrutada por adultos y niños.

Este trago artesanal puede ser preparado de dos formas, la primera es con una masa de maíz fermentada a la que se le agrega piloncillo y agua para después servirla con sal y limón, y la segunda opción de su elaboración es la más popular, hecha con  base de atole fermentado y al igual que a primera opción se puede agregar sal y limón.

Tejuino y sus propiedades curativas

Algunos estudios hechos al tejuino revelan que durante su proceso de fermentación se desprenden bacterias patógenas y benéficas así como ácidos láctico, málico y acético y también bajas cantidades de etanol por lo que es considerada una bebida alcohólica. El periodo de fermentación para obtener esta bebida es de 24 a 48 horas. 

Debido a su contenido rico en probióticos el Tejuino es un aliado perfecto para malestares e infecciones estomacales como vómito y diarrea incluyendo las resacas.

El Tejuino se puede encontrar en cada rincón de la perla tapatía, sin embargo durante esta temporada en la que se debe permanecer en casa siguiendo las reglas sanitarias para combatir el COVID-19, es difícil acceder a el, pero para no perderte de su exquisito sabor y propiedades curativas  te traemos una receta fácil para prepararlo desde la comodidad de tu hogar.

Ingredientes para hacer Tejuino

  • 1 kg de masa de maíz
  • 1 kg de piloncillo
  • 3 litros de Agua
  • 2 limones
  • Sal al gusto
  • Hielo

Preparación del Tejuino

  1. Hierve el agua y agrega el piloncillo hasta que este quede diluido.
  2. Agrega la masa a la mezcla de piloncillo con agua.
  3. Enfría, deja que la masa espese y agrega el jugo del limón.
  4. Reposa por tres días para que la fermentación haga su trabajo
  5. Sirve con hielo, limón y sal, para darle un mejor toque puedes agregar una bolita de nieve de limón y a disfrutar del sabor tapatío.

El Tejuino forma parte de una larga lista de bebidas tradicionales elaboradas a base de maíz como el tesgüino de los Tarahumaras de Chihuahua, el pozol de Chiapas, el téjate en Oaxaca o el atole agrio en Puebla. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here