Olvidar: Técnica para sacarte de la cabeza a alguien

0

Del olvido al no me acuerdo existe un solo paso, y no, la clave no está en la literaria de Juan Rulfo, la música pop, historias cursis de cine, sino en permitirte olvidar, simplemente no recordar; dijo el poeta del amor Pablo Neruda una vez “es tan corto el amor y tan largo el olvido”.

De esas veces que te auto pellizcas para borrar de tu memoria a alguien cada que te descubres pensándolo o pensándola, de esos momentos que terminas deseando: si tan solo existieran los desneuralizadores o procesos tácticos quirúrgicos que te permitan borrar a alguien de tu cabeza; pero no existen y solo te queda arrinconar en la mente a los recuerdos. Permitirte olvidar aunque se por un breve instante, y si tienes mucha suerte la necesaria, ese momento se convierta rápidamente en la eternidad y él olvido se convierta en un no me acuerdo eterno.

Notas Relacionadas

Tipos de ex

¿Cómo romper con alguien?

Así qué, yo creo que de momento el único proceso real para olvidarte de alguien es pellizcarte o abofetearte cada que recuerdes a ese alguien, para asociar entonces ese recuerdo con un sentimiento desagradable o incluso de dolor, simple psicología conductual y asociación de sentimientos físicos con ideas.
Qué carajos, ¿acaso no leen nada de nada?, bueno, que entonces tampoco nunca han visto naranja mecánica para entender que solo hace falta someterse a un experimento tortuoso con aparatos mecánicos algo de música clásica para sustituir recuerdos agradables con molestia, enojo para así poder cambiar el comportamiento humano, además una semana de tortura no se compara con una eternidad recordando olvidar.

Lo sé, es algo extremo dicho procedimiento pero existe un 30% de probabilidad de éxito, y por ese porcentaje aunque se tan bajo tú te someterías a cualquier cosa estúpida o loca, todo sea por la promesa de olvido, incluso si te dijeran que el porcentaje de éxito es del 10% y es probable que termines loco en el proceso, tú igual lo harías, porque finalmente podrás descansar, finalmente podrás olvidar a ese alguien, las ilusiones o sentimientos que te hace sentir y por esa paz/tranquilidad tú harías cualquier cosa.

Es más, mucha gente quiere arrancarse el corazón para dejar de sentir esa ausencia, esas grandes ansias de olvido, y algunos dolor; pero lo que no saben es que el amor no radica en el corazón, sino en la cabeza, tal vez si supieran eso las lobotomías se podrían de moda nuevamente. Porque a veces un recuerdo se convierte en una prisión, a veces una idea es tan atormentante como lo que describió el poeta norteamericano Edgar Allan Poe en su más famosa obra “El cuervo”, una idea puede ser lo suficientemente poderosa como para volverte loco, ahora imagínate una idea acompañada de un sentimiento.

Resulta muy difícil reemplazar a las personas que significan para ti algo muy especial, pero es factible, no chilles, que si se puede desterrar a alguien de tu cabeza, es más te recomiendo escuchar el podcast nadie muere de amor si andas lagrimeando, te recuerdo que no te va a pasar nada por un momento de desprecio, bateadas o que te cortaron, sin embargo olvidar por otro lado, esa es otra historia y una más complicada.

La única forma de conseguirlo es prohibirte recordar, esa es la forma en la que la ausencia se desvanece y poco a poco te alegrarás de descubrir que cada vez el recuerdo es menor.

Si quieres olvidar solo NO RECUERDES y ya.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More