Te das cuenta que estas viejo

2

Cuando escuchas Guns N’ Roses, si tiene más de 30 años, acéptalo eres viejo si crees que es la onda esa banda, por cierto chiste robado de “ese wey”, y creo que lo conté sin el menor chiste o gracia ¡UPS!

Y es que en realidad te das cuenta de lo viejo que eres cuando ves que tus ídolos ya son ancianos, sí, ese es el preciso momento en el que racionalizas que ya tienes 30, antes de eso y a pesar de todos los achaques que tengas no aceptas o comprendes que ya te pego la edad, de que ya no tienes el mismo ritmo de vida de antes cuando pasabas una noche entera sin dormir y no pasaba nada, te podías ir al gimnasio a entrenar temprano, tener conversaciones lógicas y racionales sin necesidad de tomarte 5 red bulls para despertar, o aquellos días en donde no te enfermabas o no te dolía nada. Un buen día llega el “antes yo hacía” de todo, pero ahora no.

A pesar de que el cuerpo te falle, la mente no entiende o comprende que eres viejo, nooooooooo, por más dolencias físicas que padezcas, ah, pero eso sí, ves en la tele a tus ídolos de la juventud, de la infancia, las caricaturas que solías ver y entonces te llega de sopetón y sin aviso esa sensación de “carajo ya estoy viejo”, dos minutos antes presumías de ser joven pero cuando ves que Tom Cruise, Brad Pitt y demás estrellas de tu juventud ya se ven bien viejas, racionalizas de una manera muy poderosa tu edad, solo es hasta ese momento antes son solo chismes, calumnias e injurias de gente envidiosa, porque la edad se lleva en el alma.

Uno es tan joven o tan viejo como lo siente, bueno eso pasa antes de que ves que las estrellas que tanto seguías, admirabas y considerabas atractivas ahora parecen ancianitos, te das cuenta que eres viejo cuando recuerdas los CD´s y racionalizas que tú tienes un reproductor, cuando te acuerdas de los thundercats, los picapiedras y todas esas caricaturas de antaño que parecieron olvidarse en el tiempo.

Antes de eso no lo aceptas y vives en negación, aferrándote a la vaga idea de que sigues siendo eternamente joven, aunque eso signifique que tengas que vestirte de forma inapropiada para tu edad y te veas sumamente ridículo o ridícula. Y es que en el fondo todavía sigues creyendo que eres un polluelo conociendo y explorando, ah, pero los años no son tan malos, te dan experiencia y sabiduría.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More