Sudar en el metro

0

Ahora si se puede decir “el calor está que arde”, aunque ahora que lo pienso, esa frase no tiene sentido alguno, el calor no es algo que arda, como el fuego, el hierro caliente o cualquier otra cosa inflamable; sin embargo coloquialmente decimos eso cuando hace tanto calor, que nos sentimos en un horno rostizador y sentimos que nos asamos en nuestros propios jugos, ya sabes, ese bello juego de palabras para cuando nos bañamos en nuestro propio sudor.

Que por cierto, eso de sudar es normal, digo, es la forma en la que nuestro cuerpo regula nuestra temperatura, nos baja el calor y evita que algo malo nos pase cuando el clima es caluroso; bien, sudar nos ayuda pero también nos deshidrata, así que consejo sano del día, estos días de mucho calor mantente siempre hidratado y carga contigo agua fresca, porque una vez que sientas sed significa que ya estas deshidratado.

Bien, ya sé, fue absurdo e irrelevante mi consejo del día, pero normalmente siempre doy malos consejos, así que me siento muy bien y realizada, o por lo menos siento que ya hice mi acción buena del día, cuando doy un buen consejo; en ese momento me siento con la autoridad moral y ética para dar muchos malos consejos. Ya sabes, por aquello de que ya cumplí con mi buena labor del día.

Pero estábamos hablando de estos horribles calores, que generan confusión, alentan a las personas y apaciguan a las masas; de hecho, no es risa, no es consejo, más bien es el dato cultural de este post, dicen que las personas de las costas suelen ser más lentas y flojas porque el calor las aletarga. Esto se debe a que el calor disminuye nuestra actividad y nos hace lento; esto pasa porque la temperatura influye en los procesos químicos de nuestro cuerpo no solo de nuestro cerebro, sino también nuestro metabolismo es afectado por el calor.

Perfecto, ya cumplí con mi cuota diaria de informar a mis lectores, ahora sigue la desinformación, ya sabes, para balancear esto, de la misma manera que mis buenos consejos, versus los malos consejos que doy a lo largo del día.

Ya entendimos que el calor nos apendeja afecta, y que además puede afectar nuestra salud; pero hay otro campo que afecta de manera terrible nuestra vida y es el sudor, ese sudor que nos quita el glamour.

axila sudada

En serio, no hay nada más vergonzoso y apenante que llegar a un lugar con todo el sope, perdón, quise decir axila sudada, ya sabes, de esas veces que ni quieres levantar el brazo y por no hacerlo, comienzas a sudar más haciendo que el área de sudor, es decir, ese radio bajo la axila en vez de ser de unos centímetros, se expanda por todos lados convirtiéndote en una zona de sudor; esa persona que nadie quiere tocar porque está todo sudado.

Y la verdad voy a confesarme, a mí me da un terrible pavor sudar, y no porque sea glamoroso o no, realmente sudo mucho, tanto que termino con ese diámetro de sudor del cual te hablaba y siempre termino siendo señalada por sudar, digo, no es que yo les diga a mis poros suden o que me ponga a correr para sudar a propósito, sudo mucho.

Pero estaba pensando, “hace calor, cómo no voy a sudar”, así que porque avergonzarme.

De hecho, estos días tan calurosos, que parecen salidos de una película de horror, hacen que todos sudemos, y más cuando vas en el transporte público o te quedas atrapado en el trafico bajo el sol; es imposible no sudar en el metro, es imposible no sudar cuando el sol está a rostizándonos a todos a medio día.

Bien, saber esto no me hizo sentir mejor, pero por otro lado entendí que es imposible viajar en el metro y no sudar, repito sudar en el metro es algo que va de la mano, es como decir llovió y me moje. Es algo que va a pasar.

Ahora, ¿eso es penoso?, obvio que sí, ya sabes, por aquello de que a las personas siempre les importa eso, el que dirán, de hecho una vez me encontré en un portal importante de entretenimiento una nota que decía como titular algo así de “qué asco” y eran todos los famosos que con el calor sudaban su ropa. En ese momento pensé que dirían de mí que no soy famosa, ¿te imaginas?

artistas con la axila sudada

Pero sabes, entendí que esa es la cosa más pendeja del mundo, si bien, cuando traigo el sope bien sudado me siento incomoda, termino recordando que sudar es de humanos.

You might also like

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More