Vida y Estilo

Soy reaguada, no me gustan las fiestas

Soy reaguada, no me gustan las fiestas. Sí, lo sé, puede sonar un poco raro, pero es la verdad. Las fiestas no son lo mío y hoy les voy a contar por qué.

La preparación
Para empezar, el simple hecho de tener que prepararme para una fiesta ya me estresa. Tengo que pensar en el outfit adecuado, maquillarme, peinarme… ¡uff, qué pereza! No soy muy habilidosa en estas cosas, así que siempre termino sintiéndome incómoda y poco atractiva. Además, ¿quién tiene tiempo para todo eso? Prefiero mil veces quedarme en casa en mis pantalones de pijama.

La música y el ruido
Una vez que logro superar la etapa de la preparación y llego a la fiesta, me encuentro con otro problema: la música a todo volumen. No sé ustedes, pero yo soy de esas personas que prefieren conversar tranquilamente sin tener que gritarle al oído a la persona que tienes al lado. Además, la música electrónica y el reggaetón no son precisamente mi género favorito, así que no paso de estar de pie en un rincón mirando a la gente bailar.

Los desconocidos
Otro aspecto que me resulta agotador de las fiestas es tener que lidiar con desconocidos. No me malinterpreten, no tengo problema en socializar, pero en una fiesta es tan difícil entablar una conversación interesante. La mayoría de las veces termino hablando de temas banale entonces me pregunto: ¿para qué me esfuerzo en socializar si no voy a recordar sus nombres al día siguiente?

La comida y la bebida
Ah, la comida y la bebida en las fiestas… todo un tema. Siempre me encuentro con la típica bandeja de canapés y refrescos que no me gustan en absoluto. Y ni hablar de las bebidas alcohólicas, no es que no me gusten, pero tampoco me apasiona beber y mucho menos emborracharme. Así que termino con una copa de agua en la mano, mirando a los demás divertirse con sus cócteles y chupitos.

El final de la fiesta
Y finalmente, el momento que más temo de todas las fiestas: el final. Esa sensación de satisfacción cuando suena la última canción y todos se preparan para irse a casa. Sí, esas despedidas interminables, los abrazos efusivos y los “nos vemos pronto” que sabes que no se van a cumplir. Me da una tristeza pensar que toda esa energía y alegría se esfume en cuestión de minutos y que vuelva a reinar la rutina en nuestras vidas.

Soy reaguada y no me gustan las fiestas. Pero no se preocupen, sé que soy la excepción y que la mayoría de ustedes disfrutan de estos eventos. Así que si me invitan a alguna fiesta, no se sorprendan si me encuentran escondida en un rincón con mi copa de agua, observando a la gente bailar y divirtiéndose. ¡Pero no se preocupen, yo me divierto a mi manera! ¡Hasta la próxima, reaguchis!

author avatar
Yes
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

Yes

Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

4 comentarios en "Soy reaguada, no me gustan las fiestas"

  • Para lo del disfraz también aplicar la de Jim de The Office y pegarte una etiqueta de “My name is…” con otro nombre

  • jajajajajajajajaja, si los disfraz de Jim son muy buenos

  • ¡Vengan esos cinco Yes! (‘u’)/ Me encanta cuando escribes sobre ser antisocial.

Los comentarios están cerrados.