Soy bien chingaquedito

0

Si hay alguien en esta vida cuyo carácter es necio, insistente, del tipo castrante, que nunca deja ir las cosas y siempre esta chingue y chingue, es decir molestando, pero de manera moderada, esa persona soy yo. Y ya sé, puede que no sea tan gracioso o más que una característica de mi persona, suena a un defecto, pero no lo puedo negar, soy bien chingaquedito y soy de esas personas que no deja nunca pasar algo y de forma insistente, pero moderada, esta con el mismo tema, friegue y friegue por los años que dure esta vida.

Así es, soy bien chingaquedito, que, a la larga, supongo es más molesto aún, que chingar de manera abierta y total.

Pero, ¿qué es ser chingaquedito?

Creo que esa es la definición que más me gusta de andar en plan chingaquedito, y es que, ante todo, son los buenos modales, sin importar que la insistencia sea algo molesto.
Aunque bueno, cuando estoy jodiendo a alguien en ese plan, sin olvidar y recordando algo molesto o que resulta molesto, ahí no hay buenos modales de por medio.

Supongo que, si existiera en el diccionario una imagen para el chingaquedito, esa sería yo, estoy segura, lo sé, y al igual que “hacer un homero”, andar de chingaquedito, es algo que estaría ejemplificado con mi imagen, no la de Homero.

Ahora lo más interesante es cómo las personas reciben está molesta campaña de molestias que de forma aislada no son nada, pero en un conjunto terminan siendo muy molestos y termino hartando a todos.

Me acuerdo mucho de mi primer novio, el quedo hasta la madre, literal, de esas pequeñas cosas molestas que tenía y no dejaba escapar de mi cabeza.

Pero, ¿por qué soy así?, ¿Por qué soy chingaquedito?, mmmmm, buena pregunta, sin respuesta aún.

Supongo que a veces nos reusamos fuertemente a dejar ir las cosas, y como cuenta gotas en la cabeza, en plan tortura, dejamos que esas ideas nos torturen, nos corrompan y estemos chingado a los demás con algo que no nos gustó, que nos dijeron y en plan pasivo/agresivo chingaquedito seguimos duro y dale con la misma cosa.

Aunque si ya saben cómo soy, para que me hacen enojar, si una vez que entro en modo chingaquedito, ya no salgo, es como bañar a un gremlin, por favor.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More