Que significa jinx – echarle la sal o mala suerte a algo

0

La palabra jinx, tal vez no te suene si no estás muy familiarizado con la cultura americana, y no tiene ser porque hayas vivido allá, noooo, yo hablo de estar familiarizado a través de las series y películas y una de sus palabras favoritas es JINX, que la usan muy seguido cuando se habla de suerte, magia, encantamientos y esas cosas, pero no al estilo brujas y conjuros, sino magia en el sentido cotidiano, como invocar a la buena o la mala suerte.

Eso significa JINX.

Aunque el significado es un poco más amplio, pero en un sentido práctico, jinx es como invocar a la mala suerte.

De eso si sabemos mucho, y si bien nunca usamos la expresión jinx, que deberíamos porque suene simpática, los latinos solemos usar, y mucho, la vieja expresión “echarle la sal” a algo, y esto no significa que estemos condimentando algo, sino que estamos conjurando e invocando a la mala suerte con nuestras palabras o pensamientos.

Supongo que somos supersticioso, y, de hecho, a veces preferimos no hablar de un tema, ni por error, para evitar ese maligno conjuro de echarnos la sal, a nosotros, a un proyecto o una idea.

Pero, ¿qué tan cierto es eso?, ¿qué tan factible es arruinar algo solo hablando de ello?, eso suena a que vivimos en la época del oscurantismo, sin embargo, hay una lógica detrás de esto, y es que, los proyectos, ideas o empresas (hablando de emprendimiento), para que se concreten deben pasar por muchos esfuerzos y sacrificios y a veces, ni aun con todo esto se concretan y las personas con sus supersticiones achacan a ese infortunio a la suerte y bueno, a veces cuando hablas de algo prematuramente y antes de tiempo, eso mismo puede hacer que todos los esfuerzos se vengan abajo, de ahí la expresión echar la sal.

Y bueno, esta expresión de echar la sal, también tiene un origen histórico, y en la antigüedad, tirar la sal era un augurio muy malo; esa expresión se quedó, y ahora forma parte de nuestra forma de hablar, “no eches la sal”, para evitar conjurar la mala suerte y que algo se eche a perder.

Todo esto es muy interesante, y nos hace preguntarnos, si los locos metafísicos tienen razón y nuestras palabras tienen poder, y atraen aquello de lo que hablan; si es así, voy a hablar todo el día de pizzas, en vez de mala suerte.

You might also like

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More