Series eternas que son parte de nuestra cultura popular

0

Si hay un momento en que las series televisivas han cobrado especial importancia, sin duda es el momento presente. Hoy Netflix, HBO o Amazon Prime Video triunfan por delante de los canales tradicionales o de pago dedicados al cine. La fórmula, sin duda alguna, es que una serie concluye cada episodio dejándonos con la miel en los labios y muchas ganas de saber qué sucederá. En función de su hilo argumental, algunas historias llevadas a series pueden extenderse en el tiempo de manera indefinida, y seguirán manteniendo enganchado al espectador. Se trata, pues, del negocio del siglo, porque una película con principio y fin se olvida fácilmente (a menos que se trate de una obra maestra). Por eso también en cine se está aplicando el modelo de saga bien tejida, como es el caso de Marvel y su sistema para reunir diferentes personajes en proyectos como Infinity War.

Para que las series se hayan convertido en el auténtico must de nuestro tiempo de ocio ha tenido mucho que ver la posibilidad de consumir estos contenidos bajo demanda. El hecho de poder elegir el momento y la frecuencia del visionario de capítulos ha roto la barrera de los horarios de trabajo y su incompatibilidad con los horarios de emisión. El hecho de que plataformas como Netflix permitan empezar a ver una serie que se estrenó hace 6 años y ponernos al día en dos meses hace que no sólo las series nuevas triunfen, sino también las que llevan tiempo en el mercado, o inclusive las que ya han finalizado.

Notas Relacionadas

Sin embargo, hay series que comenzaron hace más de una década y siguen en activo, acumulando temporadas y sin intención de frenar por el momento. Ahora mismo, The Big Bang Theory es una de ellas, que acumula doce temporadas y promete algunas más. Con doce años a las espaldas, ha añadido protagonistas a sus cinco originales pero no ha descartado ninguno. Su formato permite seguir añadiendo anécdotas argumentales con un presupuesto limitado, y es que siempre se desarrolla en tres o cuatro localizaciones interiores y con un máximo de diez personajes por episodio. Del mismo modo la serie Friends, que seguimos viendo incondicionalmente, contaba con un formato similar que la condujo al éxito.

Si hay dos series que acumulan más de veinte temporadas y siguen teniendo fans incondicionales, esas serán The Simpsons y South Park. La primera de ellas comenzó su emisión en el año 1989 y a fecha de hoy tiene en curso la trigésima temporada. Personajes de animación que no crecen ni envejecen pero que plantean dilemas de rabiosa actualidad. El mismo formato para South Park que comenzó en 1997 y que tiene en curso su vigésimo segunda temporada. El éxito de ambas se refleja en un merchandising que nunca se extingue y que incluso ha traspasado hasta el sector del juego, como podemos ver en www.casinos2k.com, donde la máquina de slots South Park se coloca entre las favoritas de los jugadores en el momento presente.

Series como Doctor Who, que acumula once temporadas, o Ley y Orden, que de momento llega a veinte y que ha sido cantera y lanzadera de actores que luego han triunfado en otras series, se colocan como algunas de las más antiguas en el panorama internacional. Sin embargo, Juego de Tronos o The Walking Dead no parecen tener tantas ganas de terminar y podrían llegar al mismo nivel. En cuanto a series finalizadas que acumularon numerosos capítulos, Saint Seiya cosechó tantos éxitos que ha tenido un relanzamiento y diferentes OVAS, siendo una serie que se ha prolongado gracias al trabajo de sus incondicionales fans.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More