Cómo se logra el éxito con suerte, fe o destino

0

Parece que esto de alcanzar el éxito es una fórmula matemática o una especie de receta, del tipo mágico, o mejor dicho metafísico, y se suele buscar e indagar en la vida de las personas exitosas, esos pasos, esa receta, esa fórmula mágica, para replicarla de forma persona y encontrar el éxito, eso que todos buscan, la culminación profesional de algo para llegar a la cima y encontrar esos frutos de un largo y arduo trabajo.

Todos queremos ser exitosos

Notas Relacionadas

Así que pasamos la vida pensando y analizando el éxito, intentando una cosa por aquí y una cosa por allá, lo que sea, y a veces, esta persecución del éxito nos lleva a leer, comprar y atesorar las filosofías de otras personas sobre como consiguieron el éxito, y esto hace que muchas personas, terminen idolatrando a personas como Trump por ser un magnate de los negocios, o inclusive, se tenga como sinónimo de éxito y modelo a seguir a personalidades como Steve Jobs, en fin, cualquier rico en el mundo, puede servir como modelo o inspiración para intentar replicar el éxito.

De hecho, hasta hay locos videos en Netflix como “El Secreto”, que hablan del poder de ser positivo y decretar en positivo, para ser el nuevo Trump o Jobs del mundo, que, por cierto, no creo que sea muy bueno aspirar a ser Trump o Jobs.

Y pensar que únicamente pensando que el mundo estará a nuestros pies, sin hacer nada por ello, también es sumamente loco.

Porque el éxito no es algo que se piense, se decrete y se atraiga, y conozco a muchas personas, con mentalidad positiva, esotérica y metafísica, que pueden demostrar que pensar de esa manera, no tienen ningún resultado, y hablando de las personas que leen libros y buscan recetas mágicas del éxito para replicarlas, esas personas también dan testimonio de que el éxito no sucede copiando o replicando los pasos de una persona exitosa.

Digo, si así fuera, todas las personas que tienen carácter compulsivo y metódico, serían exitosos, ricos y habría más magnates y multimillonarios; pero eso no sucede, y el éxito, el éxito no llega pensando positivo, el éxito no llega copiando los pasos de Steve Jobs, el éxito no llega siguiendo los mandamientos de los negocios de Jeff Bezos, el éxito es algo que sucede cuando menos te das cuenta.

El otro día una persona hablaba sobre el éxito y cómo se logra, pero, estos análisis y deliberaciones, son inverosímiles cuando un simple mortal las dice, después de todo, yo o cualquiera de nosotros, que puede saber acerca del éxito y se necesitaría a una persona muy exitosa, para dejarnos claro, que es el éxito.

Bien, el otro día, por suerte, destino y fe, termine en una conferencia de prensa en la que Jennifer Lawrence, y el director de los Juegos del Hambre y Red Sparrow, Francis Lawrence, hablaban sobre el éxito y contestaron a la pregunta ¿Cómo se logra el éxito?, ¿cuál es el camino para conseguirlo?, o ¿qué es el éxito, destino, fe o suerte?, ambas personalidades, que podemos considerar exitosas, fueron contundentes, el éxito es una combinación de todo eso.

Ahora, ellos sumaron que hay que estar preparados para cuando llegue la suerte y ese preciso momento que hace la diferencia entre ser exitoso y no serlo.

Así que, el éxito es suerte, más habilidad, más preparación, más inteligencia.

Y aunque quieras apuntar esto y convertirlo en una recete replicable, no puedes, porque depende del destino que llegue ese momento de suerte, y lo único que puedes hacer es rezarle a lo que quieras, para ser lo suficientemente inteligente para aprovechar esa oportunidad, y no cargarla.

Creo que la moraleja es que el éxito llega solo, llega con la suerte, pero hay que estar preparados para que ese éxito pueda cristalizarse y convertirse en algo medible, duradero y estable.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More