Se encogió mi ropa

2

Damn!!!!

Quien estuvo jugando con los ciclos de lavado y enjuagado de la lavadora y secadora, por favor que alguien me diga y se responsabilice por el hecho de que mi ropa me queda muy chica y además pague su reemplazo porque esta ropa ya no me la puedo poner a menos que quiera parecer Hulk.

Notas Relacionadas

El yoga es para viejitas

¡Sorpréndeme!

¿Cómo evitar la gripa?

Da la gran casualidad de que me traen mi ropa de lavar, ok, corrijo mi mama se canso de ver mi ropa colgada en el tendedero después de algunos días asoleándose y muy amablemente fue a botarla a mi cama, para que no pase desapercibida de mi atención y de una buena vez por todas la acomode en su lugar.

Tal vez mi ropa de encogió por exceso de sol y aire, si debe ser eso o también podría sospechar de que alguien jugo con la lavadora y mi ropa o incluso un duende travieso; de esos que habitan en todas las casas y cuyo mero entretenimiento es joder al prójimo, en este caso los habitantes de ese hogar haciéndoles travesuras de todo tipo, unas más manchadas que otras ya sea escondiéndote las llaves, cambiando las cosas de lugar y el más común y molesto de todos, te encojen la ropa para divertirse con tus reacciones psicológicas de angustia y estrés.

Si, seguro es eso, porque gorda no estoy, como diría mi abuelita yo soy robusta y grande. Aunque tal vez la explicación más lógica es la más racional y estos días de vacaciones que dije no al gym y si a la comida, tal vez, sólo tal vez sufrieron efectos la talla de mi ropa/cuerpo.

No que va, fueron esos pinches duendecillos que se quieren reír a mis expensas, ay que simpáticos pero la broma les salió al revés porque ya se lo que hicieron y fueron sus polvitos mágicos los que hicieron que toda mi ropa de achicara una talla; o a lo mejor no fueron duendes y fue el conejo de Alicia en el país de las maravillas que todo le gustaba cambiar de tamaño. Pero me pregunto porque nunca se hace más grande, ¿por qué?

Y sí, yo prefiero pensar que son criaturas mágicas jugando con mi mente a pensar que los excesos y la mala alimentación me están pasando factura, óiganme, es más fácil vivir en negación que lidiar con la cruel realidad de unos cuantos kilitos de más provocados por mi culpa y mi propia elección.

Pero saben que es lo más jodidamente loco de este mundo, y no es el hecho de que se crea en duendes que encojan la ropa, lo más jodido de este mundo es que todos nos sentimos gordos estando en nuestro peso en un rango de hasta 5 kilos más, increíble pero estar en tu peso o tener unos pocos kilitos extras te hace sentir un vil puerco. Lamentablemente eso pasa porque vivimos en la cultura de la imagen una que considera deseable y bello a las personas que están más abajo de su peso ideal, rayando peligrosamente en desórdenes alimenticios y mentales.

Pero lo loco es pensar en duendes, me pregunto porque es tan difícil aceptarnos como somos y el momento en el que la ropa te queda un poco justa entras en pánico porque nadie en este mundo te amara.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More