Retrasos cósmicos

0

Alguna vez has escuchado la frase “estuvo en el lugar equivocado, el momento equivocado”, pues bien, tengo una extraña y loca teoría referente a eso que dice que algo nos evita el ser esa persona que estuvo donde no debía, cuando no debía y lo que nos salva de ser estadística son los retrasos cósmicos o así le quiero llamar a cada que nos retrasamos como parte de un plan maestro para evitarnos un peligro o estar en otro lugar fuera de agenda y tiempo, según la agenda cósmica.

Y entenderás mejor lo que quiero decir si viste la movie, “Agentes del Destino”, ahora si no la viste el chiste de esa película era que unos agentes del destino, como ángeles o guardianes del plan de vida cósmico hacían que las personas siguieran su destino y cada que estaban a punto de desviarse hacia el peligro o cosas que no estaban destinados para ellos, estos agentes hacían esos retrasos cósmicos o cambios de agenda, para que el orden de las cosas siguiera siendo el mismo o terminará de la misma manera.

Así que suena interesante pensar que las decisiones que tomamos y los retrasos que sufrimos no son fortuitos y que, si bien podemos elegir y tomar decisiones, existe una agenda a grandes rasgos que dice cuál es nuestro propósito en la vida y cada que está a punto de cambiarse o alterarse por nuestras elecciones, algo sucede que reajusta ese orden cósmico.

De tal manera que estos sucesos, estos retrasos o cosas que parecen mala suerte que nos impide hacer algo o llegar a un destino, tal vez esas cosas obedezcan a una razón cósmica.
Ya sabes, el día que no sonó la alarma a la hora, lo que hizo que te pararas más tarde y cuando te diste cuenta tuviste que salir corriendo para bañarte con agua fría, tomarte un café rápido, quemarte la lengua, olvidar el paraguas, mojarte en la lluvia, lo que te hizo parar un momento y eso hizo que perdieras el autobús de siempre, que te retraso aún más y te hizo llegar tarde.
Tal vez eso no sea mucha mala suerte acumulada y tal vez ese montón de cosas malas, no sean tan malas y tuvieron que pasar para evitarte un peligro, tal vez en ese camión que no tomaste algo malo iba a pasar y te libraste de un accidente, de un robo o de conocer a alguien malo y ese retraso no fue mala suerte, sino un retraso cósmico que se originó para evitarte ser la persona que estaba en el momento y lugar equivocado, tal vez ese retraso fue para protegerte de algo, para ponerte en otro camino o para que estuvieras en otro lado y no te desviaras de tu destino.

Tal vez por eso suceden esos retrasos y no son mala suerte sino parte de un plan, aunque seguramente nunca lo sabremos.

Pero esto fue lo que me pasó el otro día, que todo parecería moverse con la precisión de un reloj suizo, pero de repente todo comenzó a retrasarse de una manera inexplicable y hasta las puertas del metro no se abrieron en la estación que bajaba, muchos percances de ese tipo me estaban sacando de quicio, puertas que no se abrían, metros que no pasaban, tener que regresarme una estación y no encontrar un puente para cruzar una gran avenida, me parecía excesivamente mucho, hasta que me puse a pensar en que más que fortuito o una casualidad parecía un retraso a propósito, un retraso cósmico que quería evitar que yo llegar justo a tiempo.

Tal vez era para prevenirme de un peligro inevitable, no estar ahí era la única forma para estar segura, o tal vez solo haya sido mucha mala suerte, obviamente nunca lo sabré o tal vez sea un retraso cósmico provocado por un agente del destino.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More