Reseña de El planeta de los simios: la guerra

“El planeta de los simios: la guerra” es la tercera entrega que funciona como precuelas de la saga y vuelve a contar con Matt Reeves (Monstruoso) como director, quien además coescribe el guión junto a Mark Bomback (Lobezno inmortal), de nuevo inspirándose en la novela El planeta de los simios, escrita por Pierre Boulle. La película se estrena en los cines mexicanos este 27 de julio del 2017.

Los actores protagonistas son Andy Serkis (Star Wars: El despertar de la FuerzaVengadores: La era de Ultrón), Judy Greer (Ant-ManJurassic World), Woody Harrelson, Steve Zahn (Captain FantasticDallas Buyers Club), Terry Notary (Warcraft. El origenEl Hobbit: La desolación de Smaug), Sara Canning (la serie Crónicas vampíricas), Karin Konoval (Mentiras del pasado), Michael Adamthwaite (Warcraft: El origen) y Amiah Miller (Nunca apague la luz).

Trailer de la Película

Sinopsis de la Película

César (Andy Serkis) jura que no comenzó la guerra. Pero él y su nación de simios genéticamente evolucionados se ven obligados a luchar en un conflicto a muerte contra los humanos que quedan en su mundo. César volverá a contar con sus fieles seguidores Rocket (Terry Notary), Maurice (Karin Konoval) y Luca (Michael Adamthwaite), así como con los nuevos aliados Simio Malo (Steve Zahn) y la pequeña humana Nova (Amiah Miller), junto a quienes se enfrentará contra el despiadado Coronel (Woody Harrelson), que lidera a la raza humana. Después de que los simios sufran bajas inimaginables, César luchará contra sus propios y oscuros instintos y comenzará su arriesgada misión para vengar a los de su especie. Este viaje finalmente le situará cara a cara contra su mayor enemigo. Así, César y el Coronel se enfrentan en una épica batalla que determinará el destino de ambas especies y el futuro del planeta.

Opinión de la Película

“El planeta de los simios: la guerra” sobresale, no sólo de todas las películas que nos han dado las adaptaciones de la novela de Boulle, sino también dentro de su propia trilogía e incluso en la trayectoria del Director Matt Reeves. Porque aunque las dos anteriores no nos resulten nada desdeñables, no podemos verlas más que como blockbusters y ya. Pero esta película es otra cosa, algo bastante más complejo, rico y diferente en cualquiera de sus rasgos, tal vez ya un poco entrevisto en el filme anterior, por su hondura psicológica, emotiva y referencial.

Este cierre de la parte de la saga protagonizada por Caesar muestra a unos personajes con una profundidad que no les habíamos visto en las películas anteriores, tanto en su esencia como en sus dramas internos y contradicciones, y a resultas de ello, brota una emotividad especialmente intensa, tanto en lo que se refiere a la empatía que experimentamos como lo que nos llegan a conmover algunas de sus interacciones.

“El planeta de los simios: la guerra” huele a antecedentes tan respetados como a “The Great Scape” o “Apocalypse Now”, algo inesperado, agradecido y de lo más estimulante. Y esta esencia junto con el calado psicológico y afectivo de la película, la convierte en un blockbuster por completo distinto a lo que Hollywood nos tiene acostumbrados, en una obra cinematográfica que lo trasciende y se introduce al menos un tanto en aquellas con afanes y pinceladas de elevación y complejidad narrativa, agraciada con seres de ficción por cuyo fondo bien podrían haber aparecido en cualquier filme bélico estimable de toda la vida fuera de la ciencia ficción, fondo del que carecen hasta los personajes de El planeta de los simios de Schaffner, para la que sirve inquietantemente de preparación con determinados detalles.

A ello contribuye sobremanera, la labor de un inspirado reparto. Andy Serkis debería recibir todas las nominaciones posibles, y el coronel de Woody Harrelson, en su extraña fatalidad, nos recuerda menos que a Marlon Brando en la ya mencionada Apocalypse Now. Una mención especial merece el encantador Simio Malo de Steve Zahn, que añade humor y ternura al grupo de Caesar.

Pero todo lo bueno no sería nada sin la eficiente planificación visual de Reeves, el buen ritmo que le imprime con los montadores William Hoy y Stan Salfas, la conveniente fotografía de Michael Seresin y la adecuada banda sonora de Michael Giacchino, que se aproxima en ciertos tramos a la primera de Jerry Goldsmith.

El mayor de sus defectos: A pesar de la historia compleja, el director Matt Reeves no ha soltado suficiente sedal para que los espectadores que valoran las historias más profundas se enganchen, y podría haber dado mucho más de sí en ese sentido, haciendo de este filme algo de gran importancia.

Mi calificación para la película es 8.5

More from author

2 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Related posts

Advertisment

Latest posts

¿La pandemia también está cambiando las reglas del dating? La app de citas AdoptaUnChico lo confirma

Después del caos de 2020, ¿hemos cambiado lo que buscamos en las relaciones amorosas? Una encuesta de AdoptaUnChico dice que sí: 3 de cada...

¿Cómo sobrevivir al Blue Monday?

Estar triste no es malo, y menos el lunes 18 de enero, ya que este día es considerado el día más triste del año....

Reseña de la serie Lupin ¿está buena?

Otro de los grandes estrenos de esta temporada de Netflix es la serie Lupin, una serie francesa de crimen policíaco protagonizada por el actor...
Apuestas Colombia