Reseña de Yuban en la Roma

2

Recientemente tuve la oportunidad de irme a comer a Yuban, un lugar muy céntrico, con una decoración muy ecléctica y moderna que promete ofrecer comida oaxaqueña casera de gran sabor, pero únicamente se queda en la promesa, un restaurante que incluso semivacío se queda muy corto con mucho, mucho más que ofrecer y dar.

Ok, muy seguramente si has leído reseñas de este lugar en la Roma Norte o incluso has ido a comer por ahí alguna vez, pensarás que es un buen lugar y la comida no es tan mala como asevero; pero si eso crees te reto a que vayas hoy y pruebes la comida. Hay que recordar que el prestigio de un lugar se forja día a día, y mucho más cuando se habla de gastronomía. Lamentablemente aquellos años en los que Yuban era delicioso, hoy solo son un recuerdo.

Un restaurante que no te recomendaría, porque la comida no es buena y el servicio es muy lento, pero debo reconocer que tienen postres para morirse en el cielo; pero esa no es razón suficiente para ir a comer o a cenar a este lugar, cuyos precios no son nada accesibles.

Lo que si me gusto y mucho fue la decoración, el lugar es maravilloso, pero repito, uno no va a admirar la decoración, uno va a comer comida rica; así que si estas esperando que el mole, su especialidad sea inolvidable, pues te vas a quedar repitiendo el mole en guajolote, cuyo sabor a quemado no se va con nada.

En cuanto a las opciones que ofrecen, solo tengo en vista algo que me pareció poderosamente molesto, entre cada platillo incluso en las entradas tienes que esperar entre 15 y 20 minutos para recibir un sopecito, una entrada de queso, un taco de chapulines con guacamole, esperen, tengo que corregir eso era más que nada guacamole con un pequeño y ligero toque de chapulines encima.

Realmente me dejo esperando muchísimo este lugar, uno que tenía fama de ser de lo mejor, cuando fui a comer me quede esperando todo ese abolengo y más bien me quede con muchas expectativas y sueños rotos de buena comida oaxaqueña.

Pero ciertamente tengo que decir que su pastel de chocolate me revivió de aquella infame comida, tanto que regresaría únicamente para comer eso por la tarde, cuando el restaurante esta vacío y podría esperar 40 minutos para que me traigan mi postre.

yuban01

yuban02

yuban03

yuban04

yuban05

yuban06

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More