Reseña de la quinta temporada de Fuller House

0

Netflix estrena esta temporada navideña la primera parte de la quinta temporada de Fuller House

El spin-off de la serie favorita de los años noventas Fuller House, llega a su fin, y después del anuncio (nada sorpresivo) Netflix se despide con esta quinta temporada de la gran familia Tanner-Fuller-Gibbler, y si eres de los que sigue el show desde sus inicios en el 2016 y está esperando tu milagrito navideño con un episodio especial en el cual participen las gemelas Mary-Kate y Ashley Olsen déjame darte muy malas noticias y Michelle Tanner seguirá siendo un fantasma ausente en la serie.

Pero bueno, no dejes que se te escape la lagrima por la ausencia de la hermana menor Tanner, ya que otros personajes llenan el vacío que dejo, y sí, me refiero a la loca y peculiar Kimmy, quien por fin se ha integrado por completo a la trilogía de estas hermanas, y, por cierto, spoiler alert, tambien Danny Tanner por fin la ha aceptado como una más de sus hijas.

Notas Relacionadas

Sí, esta quinta temporada de Fuller House viene con muchas sorpresas y comienzan a prepararse muchos cierres para despedir a estos singulares personajes que viven en San Francisco, quienes, en un humor muy familiar, con la clásica formula rosa de las comedias familiares de los ochentas vino a dejarnos muchas moralejas sobre la convivencia en familia.

Ahora, sí hay que ser objetivos, ya que esta serie fue totalmente hecha para las generaciones que crecieron con el show original “Full House” y no hay un solo niño que abra el Netflix pensando “¿Qué aventura tendrán hoy los Tanner?”, naaaaaaa, para nada y más bien somos los treintones, o mejor dicho las treintonas, quienes disfrutamos de esta comedia predecible y nada original, pero nos gusta por el sabor a nostalgia que tiene en cada una de sus escenas, bueno, finalmente tambien dentro de toda esa cursilería rosa sobre ser buenos y amar a nuestra familia, tambien hay mensajes positivos que hacen disfrutable esta serie.

La mala noticia es que el buen humor que brillaba en la serie al principio, se fue diluyendo para solo dejarnos drama familiar y lecciones de vida sobre lo que es ser una “mamá”, y así fue como los personajes más graciosos del programa, como Fernando o Max, perdieron diálogos y escenas para que todo el peso cayera en sus protagonistas.

Sin embargo, no todo son malas noticias, reproches o regaños, porque todavía falta la segunda parte de esta temporada final, así que esperemos ver que reviva el humor inicial además de la despedida que nos dará el elenco original y las nuevas adiciones.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More