Reseña de la película Ahí te encargo ¿está buena?

Este fin de semana que pasó, Netflix estrenó la película Ahí te encargo, la más reciente cinta de Mauricio Ochmann, una de las grandes figuras del cine mexicano en los últimos años, actor que comparte escena con la guapísima Esmeralda Pimentel, una actriz de la nueva generación, quien comienza a abrirse paso en el mundo de las series y las películas; pues bueno, este nuevo dúo dinámico de las comedias románticas, los dramas y los chick flicks protagonizan esta nueva historia que se enfoca en la familia y el sueño de ser padres, así que, si andas en el ʽmoodʼ de la paternidad y cuando oyes bebés llorando te emocionas, esta película puede parecerte interesante.

Pero, a todo esto, sin importar quien salga o dónde se estrenó la película Ahí te encargo, la pregunta más interesante es ¿Qué tal está?, acaso ¿vale la pena verla?

¿Si está buena la película Ahí te encargo?

Digamos que la película Ahí te encargo es entretenida, pero no maravillosa.

Si bien, sí, logra actuaciones atractivas y suma puntos con cosas bien logradas, como una buena fotografía o retomar un tema que no ha sido muy explorado por el cine, el deseo de la paternidad, bueno, a pesar de todos estos aciertos, la cinta es bastante promedio, debido a que el ritmo en general es bastante lento, los gags y ocurrencias sobre recibir un bebé de forma inesperada están bastante choteados y el mayor problema de la cinta, es que se estanca en lo cursi y lo sentimentalera.

Ese afán que tiene el cine mexicano por contar historias rosas, con finales felices, en los cuales sus protagonistas viven felices para siempre, bueno, eso le resto un montón de puntos, y por si fuese poco, además de caer en los errores del cine mexicano, también cae en los clásicos errores de las comedias románticas que hacen a las películas poco creíbles que idealizan malas relaciones como lo máximo que le puede pasar a una persona.

Todo eso hace que los puntos que se gana la película Ahí te encargo, para ser entretenida y una buena opción para disfrutar en casa, se diluyen en chistes ya muy vistos, drama innecesario y un final feliz muy forzado.

En pocas palabras, esta película es entretenida y cumple, pero, al retomar sin mucha originalidad los problemas de la paternidad espontánea, bueno, la hace una película más, y una que no es tan graciosa; ahora, creo que el resultado hubiera sido mejor y brillante, si la película en vez de ser una comedia romántica más, en vez de eso, hubiera explorado el nuevo dilema de las parejas modernas que sufren al tener posturas opuestas sobre la elección de tener hijos y formar una familia.

Ese discurso hubiera sido muy interesante verlo, el cómo las mujeres dicen que no a los hijos para decirle sí a su carrera, y ver como sus parejas lidian con esta decisión. Aunque bueno, la película no es totalmente ajena a esta discusión, porque incorpora algunos diálogos que retoman la decisión de la mujer, su independencia, la vida laboral y su rol en la familia.

Aunque bueno, tampoco es que esta sea una propuesta de derechos civiles, y más bien es una comedia romántica ligera, sobre la familia.

Yeshttps://elblogdeyes.com
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

More from author

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Related posts

Advertisment

Latest posts

Reseña de la película Jingle Jangle: A Christmas Journey de Netflix ¿qué tal está?

Llega para la temporada navideña la nueva película Jingle Jangle: A Christmas Journey, un nuevo título navideño de la plataforma de Netflix;...

República Dominicana Implementará formulario electrónico de entrada y salida

Acuerdo entre instituciones gubernamentales agilizará proceso migratorio El Estado dominicano implementará a partir del 29 de noviembre un nuevo...

Está en línea y no me contesta ¿por qué?

Que se tiene que hacer en este mundo para obtener un mensaje de vuelta, acaso hay que regresar al pasado y educar a las personas en su infancia para que aprendan lo básico sobre modales y cortesía, acaso hay que viajar en el tiempo para que te respondan un jodido “hola”.