Razones para no vengarse de alguien

5

Todos hemos escuchado que la venganza es un plato dulce, que se sirve frio y se disfruta como postre, pero en realidad ¿vengarse es algo satisfactorio?, puede ser que de momento esa acción te haga sentir emociones, te haga sentir que la balanza se emparejo, es más, hasta puedes pensar que eres el justiciero del karma; pero realmente las venganzas son vacías, te dejan sin nada, si, ese hueco que querías llenar desquitándote nunca se llena y terminas queriendo más, terminas deseando más justicia, que realmente no es justicia, es simple venganza servida fríamente, una emoción peligrosa porque te acerca a tu peor versión de ti mismo.

La venganza puede ser dulce, tal vez momentáneamente, pero después es vacía, por ello creo que hay muchas más razones para no hacerlo, principalmente para no volverte loco/a en el proceso, recuerda que muchas personas están a solo un paso de convertirse en un súper villano, y para algunos ese paso se llama venganza.

Realmente el rencor es un sentimiento que puede carcomerte el alma y convertirte en algo muy, muy malo, claro, no quiero sonar anacrónica, ni con rollos moralistas sobre la ética; pero solo hay que analizar un poco lo que provoca el rencor y anhelar un sentimiento de venganza.
Por experiencia propia voy a decir que no hay mejor combustible de acción que el sentimiento de venganza, ese poderoso sentimiento o mejor dicho necesidad puede obrar milagros, bueno, milagros malos y hacer que las personas consigan cualquier propósito, si, lo sé por experiencia propia, y es satisfactorio conseguir algo imposible o hacer posible lo imposible y a veces la única manera para lograrlo es el enojo, el coraje, el resentimiento que se traducen en una venganza estúpida y extraña sin sentido, pero cuando consigues lo que buscas, siempre te quedas vacío, sin nada y con la necesidad de que perdiste mucho en esa loca y bizarra aventura.

Supongo que hay de venganzas a venganzas, los que buscan el fin del mundo y los que simplemente quieren desquitarse de una situación injusto, para que la otra persona experimente de manera personal un sentimiento, pero cuando lo piensas de forma práctica vengarse genera muchos costos y desperdicio de energía que nunca se justifican ni siquiera hablando de las cosas que se lograron, porque incluso en las venganzas hay como resultados cosas positivas, pero son mínimas, cuando uno evalúa esas pérdidas, las venganzas son guerras muy costosas en las que se gana muy poco.

Hablando de forma filosófica, cuando uno busca venganza está en camino a un lugar muy oscuro y peligroso, que acercará a esa persona a la peor versión de sí misma, a un lugar que puede asustar.

Hay muchas razones para no vengarse de alguien, hablando en cualquier sentido moral, filosófico y practico, sin embargo a veces hay sentimientos que no se pueden controlar tan fácilmente, sentimientos poderosos que pueden arrastrarte a la locura; pero en la actualidad ahora veo la venganza de otra manera, una más pragmática en la que imprimir mucho tiempo, esfuerzo, energías, intelecto y emociones en esas actividades son cosas que me dan mucha flojera.
muñeco vudu

No voy a negarlo, incluso hoy en día, cuando procuro ser una persona equilibrada, a veces no funciona y me encuentro cultivando ideas extrañas o malas y a veces la revancha es algo que surge en mi mente, y sin darme cuenta toda esa inteligencia que poseo y capacidad de análisis ya se están desplegando en la mejor y más mortífera estrategia de guerra, sé que puedo ser muy mala y letal si me lo propongo, pero entonces cuando estoy a medio plan malvado, siempre me pongo a pensar en la venganza, lo que gano, lo que pierdo, lo que invierto y siempre surgen en ese análisis pros y contras que terminan en un discurso personal de las razones para no vengarse de alguien.

Vengarme, ¿para qué?, no es útil y practico, además desperdicio mis gran capacidad de análisis en cosas que no valen la pena; la verdad es que siempre que tengo ese sentimiento, uno que me hace elucubrar todo tipo de ideas extrañas que involucran conocimientos hackers, uso de diferentes IP´s, visitar cafés electrónicos para hacer una despliegue de relaciones públicas negras, siempre a la mitad de mi gran plan, termino pensando siempre lo mismo, ¿Qué caso tiene?

Vengarse de alguien no resuelve ningún problema y termina generando muchos problemas y conflictos interiores. Siempre que estés a punto de realizar un maligno plan para desquitarte de quien sea, el vecino, el jefe, un maestro, alguien que conoces, alguien que te rompió tu corazón, después de hacer esa lista de beneficios o satisfacciones que ganarías con tu venganza, luego ponte a pensar en las razones para no vengarse de alguien.