Razones para irte a vivir solo

0

La vida independiente, parece una utopía que desde que tiene consciencia y uso de su razón, el ser humano sueña con alcanzar, es decir, ser libres para decidir, para hacer y deshacer.
Ese es un sueño que tenemos desde que somos pequeños y en nuestra imaginación esta “cuando seamos grandes” y todas las cosas que nos imaginamos.

Pero bien, de forma práctica, eso de irte a vivir solo puede ser algo que parezca arriesgado, porque después de todo, estando en la casa paterna, puedes sentirte seguro, confiado y con muchos servicios y beneficios a tu disposición, pero lo que se gana en confort, se sacrifica en libertades para hacer, para decidir y por supuesto para equivocarte.

Ahora, típicamente los países latinos, somos muy apegados, y nos gusta vivir en el seno familiar hasta muy grandes, a diferencia de otras culturas, como la norteamericana, que inmediatamente llegan a la universidad, estos jóvenes adultos están por su cuenta para inventar el mundo y reinventarse; mientras que los latinos, nos quedamos cómodos y seguros en casa, es más, hay quienes se van de casa sin irse, y escogen el departamento de abajo, o se mudan a la parte de atrás de la casa de sus padres.

Que, para ser francos y prácticos, termina siendo lo mismo, ¿por qué pasa esto?, mmmm, somos apegados a la familia; pero ese apego tiene un alto precio y es la libertad y el perder la capacidad de madurar como adulto para reaccionar a la vida.

Por eso creo que vivir solo, es parte importante y fundamental del crecimiento de una persona, y creo que la etapa ideal para hacerlo es cuando tienes veintes y te arriesgas a probar, a disfrutar, a equivocarte y entender el mundo.

Así que no lo pienses más, irte a vivir solo puede ser toda una aventura, que, por cierto, muchas personas dicen que los máximos beneficios es andar desnudo en casa, pero vamos, ese es un beneficio cuando tienes 15, ya más grande las pros que un adulto busca son otros.

Libertad

Oh, bendita y hermosa libertad para hacer, decidir y llegar a la hora que quieras, sin reclamos paternales.

Eliges la decoración

Si ya estas harto de las carpetas tejidas de la tía Clarita, o los decorativos que están en el librero de bautizos y bodas, pues vete a tu casa para que puedas poner en ella la basura que se te antoje para decorar tu hogar.

Tú eliges las visitas

¿Alguna vez te han visto feo por tus visitas o amistades en casa?, fácil, te vas a tu casa e invitas a quien se te dé la gana sin escuchar reclamos pasivo agresivos sobre el horario de visitas o quien puede o no ir.

Es tu casa

Eso es lo más importante y si quieres hacer algo ahí o no hacerlo, es válido, porque eres tú quien pone las reglas.

No tienes que seguir reglas

Más que las tuyas.

Y es que cuando vives con tus papás, pues te guste o no, tienen reglas y tienes que obedecerlas; pero en tu casa, básicamente es lo que tu criterio, mucho o poco, te dicte.

Puedes hacer lo que quieras

Es más, puedes ver Netflix en la cocina.

Eso sí, nunca olvides que a todo don una gran responsabilidad y cuando vives solo, no todo es maravillas y limpieza, barrer, lavar los trastes, la ropa, tirar la basura, ir a juntas de vecinos, cargar gas, pagar las cuentas, decorar, todo corre a tu cuenta y lo más importante, debes tener lana, para pagar.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More