Razones por las cuales ya no me gusta tanto Netflix

0
294

Cuando surgió Netflix todos amamos inmediatamente este concepto, lógicamente, los que nos enteramos de la existencia de esta novedosa y disruptiva forma de ver contenidos, que, a finales de los noventas, principios de los dosmil, exploto en un gran furor, porque inmediatamente nos enamoramos de la idea de ver en nuestro tiempo, las series o películas que quieres ver.

Si bien, suena lo más lógico, y este concepto, por más novedoso que podía sonar, era algo que se podía hacer de una manera digámosle “manual”, y cuando no querías ver la horripilante programación de la tele, agarrabas un DVD y lo ponías, para ver lo que tu quisieras.

Ese era el paraíso, y permitió que los DVDs de películas y series fueran inmensamente populares, pero el costo era muy alto, así que con la llegada de Netflix en el 97 siendo una plataforma de suscripción mensual, relativamente muy económica que te permitía ver un gran catálogo de series y películas revoluciono la forma en la que vivíamos, y sin importar lo engorroso que era ver una película en una pantalla de computadora, sentado en la silla del escritorio, la posibilidad de escoger que ver de una gran cantidad de opciones, en cualquier horario, era fabuloso.

Además, después de larga vida sometidos a lo que un wey (sin criterio y gusto) en un canal de televisión quería que vieras, era bastante refrescante en verdad tener el control.

Después con la evolución natural de esta plataforma de contenidos on demand, las Smart tv, la posibilidad de ver lo que quisieras, era fabuloso, haciendo de Netflix por más de una década, el favorito de todos nosotros, y no solo eran muchas películas y series, nooooo, además las producciones originales de esta empresa, atraían por montones a las multitudes que se suscribían para ver y devorar sus contenidos originales.

Realmente Netflix cambio el paradigma del entretenimiento y creo uno nuevo, de hecho, ahora podría decirse que todos además de una televisión en casa, todos poseen una cuenta de Netflix, de hecho, hasta mi abuelita la tiene y no puede vivir sin ella.

Esto nos dice mucho sobre la masificación que ha logrado esta plataforma, que paso de ser común, a ser muy común y corriente.

Todas esas características que hacían novedosa y disruptiva a esta plataforma, se están perdiendo, y principalmente sus contenidos, la mayoría, hablando de series y películas están bajando estrepitosamente, tanto, que podrían compararse con las plataformas tradicionales de televisión.

Pero, lo peor, es que ahora Netflix no solo es súper común, noooo, además de eso, el lanzamiento de otras plataformas on demand, fragmenta su catalogo y lo disminuye de una forma estrepitosa, y esto es lógico, porque cuando llego Netflix era la única forma de ver contenidos de esta manera, así que las grandes distribuidoras de contenido como Fox, tenían que usar a dicho proveedor para llegar a más personas, pero ahora, Fox, HBO, Amazon, y muchas más, han sacado al mercado su propuesta, atomizando el catalogo y quitándole a Netflix esos contenidos que elevaban su valor al cielo.

Ahora, Netflix con su catálogo súper pobre hace que pasemos muchas horas haciendo zapping, la nueva forma de zapping buscando algo que ver, lo peor, es que aprendemos y evolucionamos, y con acceso a otras plataformas, yo ya no pierdo más de 5 minutos en Netflix, y si en las novedades no hay nada interesante, sin pensarlo me voy a HBO Go, Fox App, Amazon Prime Video o Claro Video.

Lo que prometía ser el nuevo Google de los contenidos, es decir Netflix, se está quedando en una promesa, y falta que Disney lance en 2019 su propia plataforma para dejar a Netflix en los huesos.

6 Razones por las cuales ya no me gusta tanto Netflix

  1. Se está haciendo súper común, con contenidos, súper comunes, aburridos y pensados para las masas.
  2. El catálogo de películas y series se reduce.
  3. Los nuevos contenidos que se integran no son relevantes.
  4. Odio hacer zapping en Netflix.
  5. Sus series pasaron de ser lo mejor al aire, a ser contenidos bastante promedio.
  6. Odio su sistema de calificaciones y recomendaciones, que terminan dándole 96% de 100% a películas infames.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here