Quejándose de los servicios

0

Supongo que en este mundo no exista otra cosa que me gusta más que quejarme, carajo, como que deberían hacerlo profesión de o menos hobbie oficial, eso de poder quejarte de todos y de todo; no creo que sea la única que se anote al club. Es más, podría ser la contraparte o el antagónico del Club de optimismo, y en cada reunión nos sentaríamos a hablar o mejor dicho quejarnos amargamente de lo horrendas que son las cosas, los servicios, las personas, las ideas mediocres, los contenidos de la televisión, los temas de las redes sociales, la reunión familiar del domingo, la economía, en fin, ya me emocione porque todo en este mundo es susceptible a una queja, pero no es que sean inventos y nos quejemos sin fundamentos; pues verán en este mundo existen muchas cosas que pueden mejorar.

Y no es broma o humor negro, en realidad sí, deberíamos y quejarnos muy fuertemente con los servicios que son malos, pero que digo, ya existen Instituciones por lo menos en México que permiten que nos quejemos sobre las empresas que ofrecen un trato pésimo a sus clientes, y por si no fuera poco existe internet que nos permite reseñar y expresarnos de una forma muy abierta nuestras experiencias y quejas sobre todo y sobre nada.

Notas Relacionadas

Despertar a alguien

La cultura valemadrista

El hijo favorito

Sin dudas no creo que únicamente se trate de hablar mal de los demás, en realidad se trata de exigir un mejor servicio y desahogarse en el proceso; en esta vida para restituir el orden y sentir un alivio en tu alma cuando te dan un pésimo servicio, o te quieres quejar de alguna estúpida persona que tiene como plan malévolo arruinarte tu entrenamiento en el gym, pues nada mejor para ello que quejarte, nada mejor que hacer un tuit bien acido para que todo el mundo sepa que eres presa de un pésimo servicio. Eso o puedes quejarte con el manager durante horas y horas sobre tu amarga experiencia, pero claro, el manager tiene en su mente la imagen mental de alguna canción o monos tocando el ukulele, así que, que se jodan los de internet porque ellos se van a chutar la queja, nuestra queja, tu queja, mi queja, las quejas de todos.

Ah poco no, nada más bonito que ese club del negativismo, que más que negativo sería el club de la cruda realidad, disponible para todas aquellas personas que se enfocan en la realidad y solo eso. Aunque tal vez sería bueno que en vez de enfocarnos en lo malo, solo viéramos lo bueno, pero que carajos digo, si eso fuera cuando vayas al wal-mart en plan “dejado” todos los empleados te tratarían como trapo, así que a ser exigentes y solicitar lo mejor.

De mientras yo me quejo de esto:

  • Burger King, te puedes servir la soda que quieras pero no te dan servilletas, tenedores y/o popotes, o sea, genial, gracias BK atascate de refresco pero te cobran lo demás y ni se te ocurra pedir un sobrecito de cátsup extra para tus papas porque eres un atascado y te miran horrible, es más tienes que comprarte otra hamburguesa o papas para que te den sobres extras.
  • Infinitum desconectándose cada 3 minutos y navegando con 3 kbs, o sea, si se te ocurre abrir 3 pestañas vas a pasar un mal rato y nada se va a cargar, y ni se te ocurra entrar a youtube o google plus porque se va a ir la conexión por horas.
  • Servicios médicos, o sea, solo en México los médicos te ven como negocio e ir al seguro, ya sea privado o público es peor que si no fueras y te curaras a la macha.
  • El transporte es un asco, está en pésimas condiciones, es caro, te asaltan, te manosean y siempre llegas tarde.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More