¿Qué es una línea editorial?

1

Pues me suena a algo del mundo editorial, pero a riesgo de cometer un error, prefiero parecer tonta y preguntar, ¿qué es una línea editorial?, más vale aceptar que no sabes algo a andar inventando lo que crees que es o lo que te parece que significa.

La línea editorial en términos simples son los lineamientos que tiene una revista, un periódico y en la actualidad incluso los blogs para generar contenidos; esta línea editorial es la que define el lenguaje, la temática y la forma en la que se abordan los hechos.
Que por cierto y ya nada que ver con la línea editorial, cuantas veces no has tenido una duda genuina, aunque sea básica y no has preguntado nunca; creo que a lo largo de una vida desde jóvenes a más viejos, siempre hay cosas que no sabemos y nos da pena preguntar, como si fuera preferible siempre quedarse callado con la duda antes que parecer tonto, lo malo de no preguntar para evitar lucir como tonto, es que cuando definitivamente tienes que hablar de ese tema, el no haber preguntado y haber fingido que sabías sobre algo hace que pases un mal rato, cuando tengas que seguir la conversación.

Aunque ya con los nuevos dispositivos móviles, los famosos celulares inteligentes, ahora todos somos brillantes y sabemos de cualquier tema, claro si tienes red 3G o de menos hay WiFi.
Un celular con conexión a internet significa cultura, gracias Google y Wikipedia, muchas gracias por hacerme más lista en tiempo real en cualquier lugar.

Que eso hacemos todos, antes que parecer tontos, preferimos desconectarnos del mundo real para rápidamente buscar en el mundo virtual la información que necesitamos. En tiempos del internet nadie es tonto, todos somos elocuentes y hemos pasado mucho tiempo estudiando, leyendo y cultivando nuestra mente, para en una conversación leer lo que dice la Wikipedia o de menos tener una noción de lo que se platica, porque imagínate, admitir abiertamente que no sabes algo está mal, o sea, hello, tírate a la basura por ignorante y luego por pobre por no tener un smartphone.

O eso es lo que se dice, la creencia que muchas personas han adoptado como filosofía, no saber algo, es el peor de crimen de este mundo, claro, en el mundo donde es un crimen no combinar la ropa.

Pero saben que, no debería darnos vergüenza admitir que no sabemos algo, no debería darnos pena decir “no sé”, no debería darnos pena preguntar qué significa tal palabra, porque cuando preguntamos aceptamos que no somos perfectos y lo más importante aprendemos un conocimiento nuevo, porque créeme, la memoria retiene más la información adquirida de esta manera versus cuando abres tu smartphone y buscas algo en internet.

Las cosas se quedan en tu mente cuando alguien te explica que son, por ello yo siempre pregunto “que es”, cuando desconozco un tema, porque definitivamente todavía me falta conocer muchas cosas, entenderlas y aprenderlas. Por ello siempre ando preguntando siempre, supongo que me gusta hacerlo y es parte de mi oficio como escritora, preguntar, siempre preguntando.

Pero hablando de ser escritora, como que sería básico que yo, con más de 5 años escribiendo y colaborando en un montón de revistas de entretenimiento de alto perfil, yo con esa experiencia, más que nadie debería saber que es una línea editorial, pero no sabía, lo juro.

Lo que más me sorprendió del hecho de no saberlo, es que aparentemente todo el mundo sabe que es, incluso mi hermano, cuando me preguntaba si podía escribir en otro de mis blogs, me preguntaba si le impondría alguna línea editorial, obvio, en ese momento ya sabía.

Maldita sea, hasta él sabe que es, yo me entere recientemente cuando platicaba con un buen amigo que está muy sumergido en el mundo de las revistas; en una de nuestras interminables pláticas me dijo que no le impusiera linea editorial a las pláticas, obviamente yo me quede con cara de mensa, pero inmediatamente pregunte ¿qué es una línea editorial?, él respondió lo que te dicen que debes decir, de cierta manera.

Lo curioso es que por mi perfil y experiencia yo debería saber que es, pero tengo la fortuna de decir que en todos estos años nunca nadie me había dicho que decir o que escribir y como mi formación profesional fue publicitaria, pues ni idea.
En más de 5 años escribiendo, siempre he tenido la libertad de que decir, que escribir y como expresarlo, claro, ya después de publicado había quien hacia cara, pero tengo la fortuna de decir que nunca tuve que seguir el estilo editorial de nadie, y obviamente en base a esta formación nunca he impuesto a nadie este concepto.