Que es lo que no debes hacer en tu primera cita

0

En esta vida no hay nada que se compare con nuestra primera vez, y no estoy hablando de una onda sexual, que dicen por ahí las malas lenguas, que siempre esa primera vez es extraña, awkward y memorable, pero en un mal sentido, así que no hablo de esa primera vez, sino de todas las otras primeras veces de nuestra vida. Esas que se te graban en la cabeza y se quedan en un lugar especial en tu corazón, aunque suene cursi, siempre te acordarás la primera vez que comiste un helado, la primera vez que te caíste, la primera vez que aprendiste a manejar, la primera vez que tuviste tu primer coche, la primera vez que diste un beso, tu primer amor, etc.

Ah, las primeras veces siempre generan un recuerdo especial en todos nosotros, y hay primeras veces que son inolvidables, como las primeras citas.

Notas Relacionadas

Enfermedades sexuales

Detectar a un catfish

Tipos de amor

Que paréntesis en este caso, seguro conocerás a una persona muy suertuda, que conoció al amor de su vida siendo muy joven; esas personas son pocas y ellas seguro tendrán muy grabado y presente la primera vez que hicieron algo con esa persona, es decir, la primera vez que conocieron a sus suegros, la primera vez que se enfermó su pareja, etc, etc.

Lo sé, esas personas tuvieron muchas primeras veces con su amorcito de toda la vida; pero el resto de los demás mortales del mundo, aquellos que todavía no hemos tenido la suerte de conocer a nuestro significativo otro, sabemos que hay muchas primeras citas y muchos primeros besos, con muchas personas, obvio no en el mismo momento. Y si bien esas cosas no se olvidan, a veces esas primeras veces, esos recuerdos, se esconden en los en la mente y sus recovecos y esas primeras citas con muchas personas uno las olvida hasta que un buen día sacas del baúl del olvido esos viejos recuerdos.

Supongo que esos recuerdos forman parte de nosotros e incluso hasta nos marcan; porque hay que aceptarlo, de todas esas primeras citas siempre se aprende algo para perfeccionar el arte de las citas, el amor y las relaciones, para que en tu próxima gran cita, hacerlo bien.

Solo hay que recordar todas esas citas, primeras, segundas o terceras, para recordar lo que hace una buena cita; pero a veces olvidamos lo básico que no debemos hacer cuando estamos con alguien que nos gusta mucho, tal vez los nervios, la emoción y algo de ansiedad nos borra el casete de la cabeza y terminamos haciendo todas esas cosas que sabíamos que no debíamos hacer, porque en el momento en el que estas en una cita con alguien, perdiendo el tiempo, paseando por el mundo o perdiéndote en los ojos de la otra persona, puedes olvidar todas esas cosas extrañas que pueden sabotear tu cita.

Todos tenemos esa experiencia, pero en el mero momento terminamos olvidando lo que no debemos hacer, y sin darnos cuenta dejamos ir de nuestras manos la posibilidad de tener la mejor cita del mundo y en lugar de eso terminamos con una primera cita muy mediocre y de tan mala que fue se hace memorable, en un sentido muy malo.

Aunque bueno, las citas no son cosa de otro mundo, ni ciencia nuclear, solo son relaciones en su más puro sentido, una relación con otra persona y lo deseable e ideal sería que fuera respetuosa, con equidad, amistad y honesta; pero bueno, en una primera cita a veces para querer impresionar puede ser que uno, tú o el otro, comience a pretender, exagerar y a hacer un gran lio de algo normal. Pero no hay que olvidar que no hay nada peor en una primera cita que esas exageraciones.

Por eso creo que antes de salir en una primera cita, siempre hay que revisar el decálogo de las relaciones para tener en mente que es lo que no debes hacer en tu primera cita, porque con algo pequeño que hagas de esa lista, puede ser que arruines una buena oportunidad con alguien que te gusta mucho y que le gustas de vuelta, porque como dice la canción “la que me gusta”, cuando le gustas a la persona que te gusta, todo puede ser sinónimo de un gran caos.

Así que hay que tener cuidado en esos detalles, para no arruinar lo que probablemente sea la relación de nuestra vida con el amor de nuestra vida, digo, todo puede ser y nunca lo sabrás si arruinas tu primera cita con esas cosas que no debes hacer en tu primera cita

Que es lo que no debes hacer en tu primera cita

El sexo, por más que te guste esa persona, por más progresista y liberal que seas, nunca es bueno el sexo, siempre arruina algo que pudo ser.

Hablar de más, ya sea que hables muchísimo de ti, tu mamá, tu perro, tu ex, tu trabajo, tu ropa interior, hablar de más puede arruinarte tu cita.

No arreglarte, y creo que en este punto siempre me equivoco, hay quienes exageran y estamos los que ni siquiera le echamos ganas y ni nos peinamos porque creemos que debemos gustarle a los demás como somos; hay que ser honestos, hay que arreglarse de acuerdo a la ocasión.

Ser pretencioso y exagerado, todos odiamos a las personas que se la pasan de egocéntricos presumiendo sus logros, eso es molesto en la vida normal, imagínate en una cita.

Estar de intenso/a, en esto aplica la urgencia de tener una relación, de casarse y ser felices para siempre por el resto de los días, eso asusta incluso a Batman.

Ir con alguien más, lo sé, quien lleva a su amigo o amiga a una primera cita, alguien que ande viendo si se corta a los 5 minutos. Ir con alguien más va a apestar tu cita de maneras inmencionables.

Adelantarte al beso, el timing del primer beso de la primera cita lo es todo, y es que ciertamente si hay beso dice mucho que puedes esperar de tu relación, si lo apresuras puedes darte de topes contra la pared, pero por otro lado si no hay beso, seguro, seguro, seguro, esa persona no tiene mucho interés en ti.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More