¿Qué debe tener un gran líder para ser exitoso?

13 tips para lograrlo

A menudo quienes se preocupan por mejorar sus capacidades de liderazgo se preguntan “¿Qué debe tener un gran líder para ser exitoso?”. En esta oportunidad trataremos de responderla de la forma más completa y simple posible para que tú también puedas poner en práctica estos consejos que te ayudarán en cualquier proyecto que lideres.

Liderar es probablemente una de las tareas más difíciles e importantes que puede tener una persona. Esta se basa en delegar tareas, hacerse responsable de cada acción de tus compañeros y mantener vivo el espíritu del equipo de trabajo, entre tantas otras cosas.

Para llevar a cabo esta fundamental tarea muchas personas optan por adquirir los mejores cursos de liderazgo para que, de esta manera, puedan liderar con autoridad y sin inconvenientes sus proyectos.

13 tips para lograr ser un gran líder exitoso:

1. Conoce tu trabajo y tus objetivos

Es probablemente uno de los primeros y más importantes requisitos para ser un buen líder pues esto te permitirá diagramar un rumbo a mediano – largo plazo y no sufrir alteraciones en el desarrollo de las tareas.

2. Sé una persona ejemplar

Ser un ejemplo para tus compañeros es clave ya que está comprobado que las personas aprenden mucho más viendo a través de ejemplos que simplemente escuchando las órdenes dadas. Siempre es mucho más útil ver cómo se hace un trabajo que solamente oírlo.

3. Tienes que saber cuáles son tus fortalezas y tus debilidades

Punto clave para todo líder porque te permitirá saber en qué aspectos debes mejorar y cuáles debes terminar de perfeccionar. Para combatir tus debilidades es recomendable estudiar, capacitarse, leer, etc. Nunca te olvides que el liderazgo es una habilidad de aprendizaje continuo y no existen los líderes perfectos sino los perfeccionistas.

4. Informa a tus empleados

A través de esto buscamos que, por medio de la información compartida, tus trabajadores no se sientan inferiores en ningún aspecto. Que sepan que todos forman parte de un objetivo en común y se sientan igual de importantes. Todos van orientados en la misma dirección y hacia la misma meta. Siempre es mejor que tus empleados se informen por ti y no por otro.

5. Debes saber adaptar tu estilo de liderazgo

No todo el mundo reacciona igual ante las mismas órdenes o incentivos. Debes conocer a tus empleados para saber qué les motiva y qué les perjudica. Un factor clave es la distinta sensibilidad emocional entre las personas. Mientras que unos se pueden sentir motivados con cierta orden, quizá otros se frustren por el nivel de exigencia impuesto.

6. Compromete a tus trabajadores

Integrar a tus empleados en las decisiones diarias del proyecto puede ser muy importante para que se sientan parte del mismo. Pide y escucha sus opiniones, aunque seas tú quien finalmente toma las decisiones. Que sepan que son escuchados y los tienes en cuenta para el futuro, que no son sólo “piezas de un rompecabezas”. Que trabajen contigo, no para ti.

7. Sé creativo

Muchas veces los planes iniciales se ven alterados por diversos motivos, y para esto es muy necesario saber innovar. Debes saber adaptarte ante las cambiantes circunstancias. Tienes que ser original para resolver de la mejor manera los problemas que pueden ir surgiendo en el día a día. Al fin y al cabo, nunca un proyecto sale 100% según lo planeado.

8. Capacita

Si bien es cierto que muchos “líderes” no capacitan a sus trabajadores por temor a que se vayan de su empresa, es preferible hacerlo en lugar de que trabajen sin preparación alguna. Si quieres que tus empleados capacitados no emigren, forja lazos. Debes convencerlos de que en ningún otro lugar estarán tan cómodos como en tu empresa.

9. Debes saber delegar

Quizá uno de los puntos más difíciles de aprender para todo nuevo líder ya que el humano tiende naturalmente a querer abarcar todas las tareas. Creemos que “si quieres que esté bien hecho, debes hacerlo tu mismo”. Esta es una mentira que, además de ubicarte en una posición de falsa omnipotencia, perjudica la confianza que tus empleados tienen en ti ya que creen que tú no confías en ellos.

10. Preocúpate por tus empleados

Forma parte de sus vidas. Habla con ellos fuera del horario laboral, aconséjalos, deben sentir que pueden encontrar en ti una persona confiable, amable, que busca no sólo sacar su mejor versión profesional sino también personal.

Hazlos crecer en todos los aspectos. Este es un trabajo arduo, diario y progresivo. Debes ser no sólo un jefe o líder sino también un amigo.

11. Motívalos

Como buen líder estás obligado a saber qué cosas motivan a tus trabajadores. No todos tienen las mismas motivaciones y tú debes saber qué motiva a cada uno para sacar la mejor versión de sí mismo.

Un empleado motivado no sólo disfruta más de su trabajo, sino que además es muchísimo más productivo que uno desmotivado que no sabe por qué hace lo que hace. Es tu deber hacer todo lo posible para recuperar a los desmotivados y mantener a los motivados.

12. Mantén los ojos abiertos

Ninguna empresa es perfecta ni ningún empleado es perfecto. Todas tienen sus diversos problemas y para esto debes tener los ojos abiertos en todo momento. No idealices a tu personal ya que esto puede hacer que, ante un conflicto entre tus trabajadores, no sepas a quién creerle.

Tu empresa no está exenta de situaciones de acoso o maltrato entre compañeros. Si ves una situación de estas características no dejes pasar el tiempo y toma cartas en el asunto rápidamente.

13. ¿Existen buenos cursos de liderazgo?

Suele ser una de las preguntas más recurrentes entre las personas que no saben qué es liderar y quieren incorporar esta habilidad. Si bien es cierto que cada líder es distinto y ninguno es perfecto, siempre existen personas que te pueden enseñar a través de su experiencia a mejorar en este aspecto. Muchas personas optan por cursos de liderazgo empresarial y otros tantos eligen cursos de liderazgo y motivación, entre otros. Nosotros te animamos a que elijas el curso que mejor se adapte a

Salir de la versión móvil