Problemas que nos generan las redes sociales

0
117

Parecería que, con el “gran” (obvio tiene que ir entrecomillado gran, obvio en tono sarcástico) invento de las redes sociales, el mundo se simplificaría y sería más feliz; pues resulta que en teoría las redes sociales reinventarían al mundo, la manera en la que nos llevamos, nos comunicamos y nos entendemos.

En teoría debería ser hermoso, pero, habría que irse a vivir a teoría, porque en teoría todo está bien, versus que en la práctica vemos que todo está mal, todos sufrimos colapsos nerviosos, nos sentimos estresados, tristes y frustrados por culpa de Facebook y demás redes sociales añadidas, es más, hasta Instagram nos hace sufrir, viendo lo que no debemos ver y es que antes de las redes sociales, aplicaba perfecto el viejo dicho de ojos que no ven, corazón que no siente, pero ahora con las redes sociales no nos damos ese lujo de no saber, y tenemos que ver para que nuestro corazón sufra con esa información sensible y susceptible que nos pone de cabeza.

Y Facebook va un paso más adelante en esta loca carrera de la frustración, ¿no me creen?, solo entren a leer en google la loca estadista de divorcios que ha provocado Facebook, y solo hablo de divorcios, ya que, estos sí se contabilizan, porque si se llevará un registro de todos los truenes amorosos en formato noviazgo que ha provocado esta red social o todas las relaciones normales que se cambiaron a “it´s complicated” por su culpa, todos estaríamos impactados, mortificados y convocaríamos a una de esas tontas marchas, que tanto abundan en los eventos de Facebook, para evitar que Facebook siga destruyendo más parejas, y la marcha sería algo así como:

Marcha para evitar que Facebook rompa más parejas

Digo, si ya es la moda crear marchas de carácter súper estúpido para evitar que las personas se tomen fotos en ciertas paredes, para que Krilin se deje de morir, o para que Liberen a Willy, pues, porque no hacer otra marcha de índole, menos estúpido, para que Facebook deje de ocasionar rupturas.

Oh, ya sé, mejor aún, deberíamos hacer una marcha, para evitar los eventos de marchas que se hacen en Facebook. Eso sería revolucionario.

Esto de las marchas estúpidas, es en serio, un gran problema, uno tonto por cierto, como diría el meme de “problemas de primer mundo”,  pero regresando al tema Facebook, además de provocar rupturas sentimentales, Facebook nos genera estrés teniendo que asistir a eventos súper estúpidos a los cuales no queremos ir, pero, pues si nos invitan, hay que ir, aunque sea una marcha para liberar a Willy o la fiesta de un gato, y por gato, es literal, y seguramente a ti te ha pasado que te han invitado a la fiesta de un perro o un gato, y tienes que marcar “asistiré” porque si no, hieres susceptibilidades y entras a la lista negra de WhatsApp, sí, esa temible lista en la que te mandan cadenas, videos tontos y frases motivacionales chafas.

Aunque yo tengo una solución muy efectiva para evitar entrar a esa lista negra, es mi mejor secreto, el mejor guardado de este mundo, y para evitar verte mal y entrar a la lista negra, la solución en vez de ponerle que sí iras, es picarle en “tal vez asistiré”, así nunca quedas mal.

Obvio tu asistencia dependerá de que los planetas se alineen correctamente, de que no tengas trabajo o salgas temprano, de que el transporte público sea fluido para que llegues al evento, por eso es tal vez, no porque no quieras ir, sino porque depende de que los planetas y los astros estén en la posición correcta para que llegues.

Y parecerá loco, pero también nos causa estrés que no nos inviten, o sea, te enteras por Fulanito que Perenganito está organizando la fiesta de su gato “misifus”, y te parece la cosa más estúpida del planeta, peor que la marcha de liberen a Willy y el hecho de pensar que te van a invitar a la fiesta del gato, hace que gires los ojos, y mientras todos reciben invitación por correo, y la invitación en Facebook, mientras le rogabas al cielo que a ti no te invitarán, resulta que alguien te escucho y tu invitación no llego, se perdió en el correo de la nube o se le prendió el foco al que organizaba la fiesta que a ti te parecía la cosa más patética del mundo y entonces no te invita.

El hecho de que no te inviten, y a todos los demás sí, eso duele y cala muy, pero muy hondo, tanto como para sumergirte en una profunda depresión, por culpa de Facebook y sus eventos estúpidos.

via GIPHY

A mí me ha pasado, sufro si me invitan y sufro peor aún, si no me invitan, y todo es por culpa de las nuevas interacciones que genero la nube, el internet y las mentadas redes sociales, que, por cierto, por su culpa, estamos muy, pero muy informados.

Ese siempre ha sido un gran problema, uno que los grandes sociólogos hace muchas décadas estaban indagando, la sobre información, y ahora con las redes sociales eso se llevó a la octava potencia y vivimos sobre informados.

Al principio creía que yo era la única agobiada por la mucha información que vemos en Facebook, ya sabes, ahí todo es perfecto, todo es amor, todos presumen lo bien que les va, dónde comen, sus tenis de $15 mil pesos, sus viajes, es más, hay quien dice que vive en Europa, y vas a las tortillas y ahí está formado “don socialite europeo”, eso a mí me generaba mucho estrés y no porque sea envidiosa, realmente es muy estresante, y no es ver que les va bien a los demás, sino ver que los demás avanzan con su vida, y si te sientes estancado o que no has conseguido todo tu potencial personal o profesional, es muy frustrante

Es como cuando eras niño y siempre te restregaban en la cara lo bien que les iba a tus primos, mientras tú eras un desastre; pues en redes sociales, sobre todo Facebook, todos te restriegan eso.

Y yo juraba que solo me pasaba a mí, pero platicando con más amigos, personas y todos con Facebook, también experimentan ese sentimiento de sentirse estancados mientras todos avanzan.

Después de todo, Facebook es la red social máxima para alardear y presumir todo en esta vida, y eso genera estrés para quien lo hace, y para quien lo ve.

Pero no solo es este miedo a saber que hacen los demás y sentirte en medio de ningún lugar, también Facebook nos informa de cosas que no queríamos saber, por ejemplo, me ha pasado que estoy a todo dar viendo el feed de Facebook, cuando me encuentro fotos de mi crush con su nueva novia, eso es impactante.

via GIPHY

Ahí aplica perfecto, ojos que no ven, corazón que no siente.

Pero como me gusta echarle limón a la herida, todos en este mundo, nos ponemos a stalkear todas las redes sociales, para descubrir con pelos y señales esa traición, que claro, solo existe en nuestra mente, y es que antes de las redes sociales, Facebook, twitter, Instagram y demás, uno no sabía, y era feliz.

Y estos no son los únicos problemas, ahora hasta que nos eliminen de una red social con unfriend o unfollow, nos genere mucho estrés, de hecho, debo confesar que yo soy muy extremista y cuando alguien ya está en un punto de no retorno en mi vida, yo no solo elimino, yo bloqueo, pero luego con los meses, sí, muchos meses despues, se me pasa el enojo y desbloqueo a esa persona, solo para recibir el mensaje de:

Porqué me bloqueaste, yo te quiero mucho y sufrí mucho por eso, ¿Por qué no piensas en mis sentimientos?

Así que además de enojo, también siento mucha culpa.

Me pregunto, ¿qué sería de este mundo sin las redes sociales?

Resultado de imagen para que seria del mundo sin abogados

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here