Privacidad ¿buena o mala?

0

Tal vez parezca una pregunta innecesaria, y la privacidad no solo es algo bueno, sino también es un derecho primario y esencial en la vida, un derecho por el cual muchas personas murieron, para que ahora podamos disfrutar de la privacidad, sus beneficios, y sus ventajas, pero, ¿qué tan cierta es nuestra privacidad?, ¿qué tanto es real y qué tanto es una ilusión?

En serio, que alguien me diga qué onda con la privacidad, porque si bien muchos de los derechos civiles fundamentales de la vida, se basan en la privacidad, que tan real es en la actualidad y que tan utópico es el concepto de privacidad; después de todo, ahora nosotros mismos renunciamos a ese sueño, renunciamos a la privacidad de nuestra vida, las cosas que hacemos y nosotros mismos, en un loco afán comunicativo, avisamos 24/7 a todos los demás, las cosas que estamos haciendo.

Ahora, además de que de forma personal estamos renunciando a la privacidad mediante la gran exposición de las redes sociales, si le sumamos, que no nos dan un respiro nuestros gobiernos y las agencias de monitoreo, me pregunto ¿Qué tan real es la privacidad?, y que tan buena o mala es en la actualidad.

Digo, ahora las personas que mantienen su vida privada, de forma privada, nos genera curiosidad, extrañeza y nos hace pensar que esas personas privadas, ocultan algo, digo, en la actualidad el concepto de privacidad es un extraño lujo, que nadie se da el gusto de vivir; bueno, por lo menos la mayoría de las personas vivimos compartiendo, publicando y posteando fotos, pensamientos, ideas de carácter personal y sumamente privado, simplemente por el hecho de compartir.

Vivimos en la era de la transparencia, la comunicación y el ser sumamente públicos, supongo que esa es la razón por la cual, inclusive avisamos al mundo, que estamos en el baño; porque actualmente la privacidad es mala, y un lujo que nadie quiere pagar.

Supongo que bajo esa perspectiva la privacidad es mala, y supongo que, bajo esa misma perspectiva, los gobiernos, (no quiero sonar conspiracionista, pero es un hecho) y las corporaciones nos vigilan, incluso cuando no nos damos cuenta que somos vigilados.

De hecho, podría decir que la privacidad ya no existe, y al ser tan digitales en nuestra vida, nada queda privado, nada queda oculto y siempre estamos expuestos.

¿Eso hace que desear privacidad sea malo?
¿Acaso las personas que anhelan una vida privada, privada están locos de atar?, o la simple idea de creer que todavía existe la privacidad, esa es la locura.

Bien, este debate seguramente seguirá y será candente, porque actualmente la privacidad más bien parece un sueño utópico, que nadie puede hacer realidad, claro, a menos que vivas en plan ermitaño en un cerro, sin ninguna conexión, la privacidad no es más que un sueño, que se esfuma cuando despiertas y miras el celular, tus fotos, tus correos y toda la información de tu vida.

Ahora, lo que es más digno de análisis, es cómo hay personas (me incluyo), que sacrifican su privacidad, la poca que queda para comunicar al mundo, todo lo que les sucede; ¿acaso para nosotros la privacidad es mala?, acaso compartir cada momento, por más insulso y superficial que sea, es a lo que estamos condenados, ¿acaso lo es?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here