Precios altos, cada quien pone el precio de sus servicios

0

Y esta en todo su derecho de hacerlo.
Así que me resulta extraño poder decir o aseverar que alguien cobra muy caro, o muy poco; sobre todo si recordamos que vivimos en una sociedad capitalista regida por la oferta y la demanda y esa apreciación de si algo es caro o barato no se determina únicamente por el precio, sino por muchos factores.

Esto no lo digo yo en uno de mis debrayes locos, en realidad es una cosa seria de economía y hasta algo de marketing y publicidad, en el que un precio se ajusta en base a muchos factores y cuando vamos a una tienda y algo tiene muchos $$$$$, pues, tiene muchos ceros o un precio que podrías considerar alto; antes de decir si es caro o no, hay que evaluar esa relación precio-beneficio.

Notas Relacionadas

Desconectándose del trabajo

Rebelde sin causa

Ni idea que día es

Y más ahora, hoy en día, y este ejemplo de valor, uno que aprendí en clases de mercadotecnia hace más de 10 años, hoy me gusta ejemplificarlo con dos ejemplos que me enseño alguien que tiene un producto muy peculiar, el cual es caro para la opinión común, pero esta percepción del costo, si es caro o barato; es algo que se puede entender muy bien con un producto que ejemplifica muy bien esta relación y son los automóviles.

La necesidad de una persona es un coche, como la satisface es ahí donde entran diversos factores y parámetros que harán que ese producto tenga un costo alto o uno bajo, y si bien un BMW, un Mercedes, un Audi, tienen un precio con muchos ceros; eso no los hace un producto caro.
Bueno, si se compara con un auto usado o un coche como un Chevy, por supuesto que la diferencia será abismal, pero eso no hace a un coche caro y a otro barato, ya que el proceso, los componentes, la tecnología, la marca y otros factores afectan directamente el costo de ese automóvil.

Pero no puedes decir que un Audi es caro, un Audi, cuesta lo que un Audi cuesta y sobre todo, es un producto diseñado para cierto estilo de vida y por supuesto una cartera que pueda respaldar ese estilo de vida.

Así que cuando alguien me dice que algo es muy caro, siempre hago la corrección, cada quien pone el precio de sus servicios; ya está en manos de sus compradores o consumidores si podrá o no pagarlo.

Y el otro día que estaba teniendo una extraña conversación irrelevante y trivial, surgió a la mesa de análisis los precios altos, y esta apreciación de como los servicios y su costo pueden ser un factor extraño en las personas. Sobre todo porque para algunos la relación del costo siempre esta intrínsecamente relacionada con la calidad; es decir, yo ofrezco un producto o servicio, el que quieras, por ejemplo, hago pasteles, pero son tan ricos, tan especiales y hechos de una manera artesanal que si yo quiero cobrar por rebanada de pastel $400.00, puedo hacerlo, ahora que haya quien quiera pagar ese precio por mi producto, es otra cosa muy diferente.

Al final este es un mercado de oferta y demanda, si bien se han puesto de moda los micropagos y productos que se venden a un costo muy bajo; el hecho de encontrarnos con cosas que tengan muchos ceros en su precio, no los hace caros. Bueno, si es un mal producto o servicio, claro que la relación precio-beneficio se verá afectada y seguramente el comprador no regresará nunca más. Sin embargo vivimos en un mundo, en el que las personas pueden cobrar lo que se les dé la gana, incluso por dar consejos, finalmente cada quien pone el precio de sus servicios.

De hecho, solía tener una amiga que no quería mucho ejercer su profesión de fotógrafa, en realidad odiaba tomar fotos en eventos sociales, tanto que llego a cobrar 5 veces más que su competencia, simplemente para no tener que hacerlo, pero las personas pensaban que si cobraba 5 veces más que los demás, es porque era 5 veces mejor, excepcional y la gran fotógrafa de sociales; lo que le dio mucho, pero mucho trabaja y muy bien pagado en esa área.

Lo sé, irónico, ella buscando tener menos clientes, consiguió el efecto contrario y es porque normalmente tenemos la idea de que a mayor precio, mayor calidad. Aunque claro, hay muchas personas que por asuntos de cartera o porque son simplemente codos crónicos, suelen decir que todo está muy caro. Aunque pensándolo bien, si eres mexicano, todo, todo, todo, siempre está muy caro, claro, cuando comparas sueldos con costos de productos y servicios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More