Porqué fregados las contraseñas ahora tienen que ser tan complicadas

9

Me acuerdo aquellos felices días en donde podía poner de contraseña, hasta para el banco, mi fecha de cumpleaños, el nombre de mi perro o mi color favorito; pero un buen día alguien decidió que ya era suficiente eso de escoger claves fáciles de recordar, incluso hasta para el vecino, e hizo obligatorio y forzoso usar contraseñas que ni uno mismo recuerda.

Carajo, ahora con esto de la súper seguridad y mantener a hackers, curiosos y novios celosos fuera de la información personal de las personas, ya ni yo puedo entrar a consultar mi estúpido correo al cual solo me llega información de groupon y grupalia, gracias, por eso. Ahora imagínense intentar entrar al banco, imposible.

Notas Relacionadas

Maldita sea, ahora es de a fuerzas eso de tener contraseñas hasta para tu estúpido estado de cablevisión con una contraseña de 12 dígitos los cuales integran mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales, carajo, repito carajo, como me voy a acordar de una contraseña así de larga y difícil de recordar, dios mio, que no se dan cuenta que tengo mala memoria, pero lo peor es que no es opcional, ahora es obligatorio que todos cumplan con esos requisitos, es mi decisión arriesgarme a que violen mi seguridad y que los precavidos tengan contraseñas de 20 números y con todos esos requisitos.

A ver, si yo quiero ponerle a mi correo o a mi cuenta de Telmex la contraseña “chuletina” es mi elección, porque fregados tienen que hacerme pasar 20 minutos, 20 malditos minutos pensando en una contraseña más segura, que acaso no es mi elección que tan fácil dejo el acceso a un extraño, ¿por qué?, por qué tienen que decidir por mi y preocuparse por mi. Si es mejor que pueda entrar con “chuletina” yo y otras 4 personas a que nadie entre porque voy a terminar olvidando esta contraseña “Chu!6tin4”, es obvio que después de media hora me voy a quedar pensando, donde carajos iba el singo de admiración y que letras sustituí por números. Digo, creo que es mejor poder entrar a no entrar nunca, además, Facebook no se pone tan pesado en eso de las contraseñas y es, como decirlo, más importante que el estado de cuenta de cablevisión. Sí, digo que tal si alguien entra a poner todo tipo de basura o empieza a destruir la vida social de una persona.

Mis mayores temores son que alguien hackee mi cuenta de Facebook o entre a mi Messenger a hacer uso inapropiado de mi identidad, pensándolo bien, que alguien entre a usar tu vida virtual, es tan grave como el robo de identidad, imagínate que terminas posteando fotos inapropiadas o mandando a volar a tus amigos o al galán, creo que eso sería más difícil de reparar.

Bueno, pensándolo bien, que bueno que ahora me hace usar contraseñas inviolables, lo malo es que no las recuerdo ni yo, pero esperen un momento, que tal, digo, que tal si guardo en un documento Word en mi equipo que diga “contraseñas de acceso” todos mis password, genial, esa es una idea genial, oh, esperen un momento que tal si alguien tiene acceso a ese documento Word y terminan haciendo mal uso de mi identidad virtual, carajo, rayos y maldita sea. Creo que mejor me voy a dar de baja de la comunidad virtual para no correr ese riesgo, aunque tenga que vivir a la antigüita.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More