Porque donde estoy yo

0

¡No les caga cuando!, ok, ok, ok, bueno corrijo y hablo como la gente decente, ya perdón Mamá.

No les molesta que cuando no hay nadie en un lugar o una habitación donde están solo dos personas, ustedes y alguien más en un espacio súper abierto, o en una banca inmensa o lo que sea con mucho espacio, la gente, la pinche gente se termina sentando junto a ti para invadir tu espacio personal, o sea, eso es normal y hasta cierto punto tolerable cuando no hay espacio libre y entonces aceptas el hecho que las personas estén muy cerca de ti, pero otro boleto es cuando la relación de espacio por persona en una habitación sea un mínimo de un radio de 6.8 metros y que alguien se ponga junto a ti, se siente o esté cerca invadiendo ese radio, es como para molestarse.

Supongo que no hay que olvidar que seguimos siendo animales y tenemos dentro de nosotros un lado instintivo y al igual que los animales, no toleramos que otro individuo de nuestra misma especie este cerca de nosotros en campos abiertos. Wey, habiendo tanto espacio porque fregados terminan cerca de mí, junto a mi silla o a querer compartir mi espacio vital.

Porque donde estoy yo

¿En serio?, oh acaso es una pésima broma.
Eso o las personas no entienden cómo funciona eso del espacio personal, además, de verdad no entiendo cómo es posible que habiendo tanto espacio libre, las personas terminen cerca de mi o de ti, interactuando.

Es como si fueras al cine, un cine vacío, no importa la película o la función, no se pierdan en el contexto, el punto es que cuando vas a un pinche cine vacío, y si bien puede haber otras 5 o 10 personas, tú buscas tu espacio, vas a buscar sentarte lejos de todo, y no importa que termines sentándote en las esquinas, tú vas a respetar el espacio de los demás, o sea dejando algo así como 20 asientos mínimo, entre otra persona y de repente llega un estúpido o estúpida y se sienta junto a ti, juntito, habiendo tantos asientos, así como para decirle “wey no mames, siéntate por allá”.
A poco no te sientes muy incómodo por la cercanía que esa persona deliberadamente escogió ese lugar habiendo tanto espacio.

Como si fueres en el metro o en el autobús y no va nadie, más que tú y resulta que se quieren sentar en el asiento que va libre junto a ti, cuando hay tanto espacio libre es como una afronta a la especie.

Pues así de invadida me sentí el otro día en el gym cuando solo habíamos 3 personas, 3 pinches personas en un jodido piso de gimnasio, con un montón de aparatos libres para que hicieras lo que se te diera la gana, ah pero no, resulta que llego una señora que parece que no tiene nada en la cabeza, que se le hizo buena idea arruinar mi rutina con la excusa de “alternar”, o sea, si alterno, no es mi gimnasio y comprendo cómo funcionan, pero no entiendo porque habiendo todos los aparatos libres no empezó con otros su rutina y se decidió no solo a invadir mi espacio, sino a arruinar mi rutina y sentarse en los asientos a pendejear.

Wey, hello, no mames.

You might also like

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More