Por tus pujidos nos cacharon

1

Atención, el escandaloso título de esta entrada no es uno de esos titulares de periodismo amarillista al mero estilo de El Grafico, nada que ver, tampoco es un intento desesperado por atraer la atención de muchos lectores, en realidad esa frase extraña, curiosa, graciosa y de índole subido de tono, es parte de una extraña anécdota que viví hace muchos años, diría yo más de 15, menos de 20 y no es que se trate de algo que me hayan dicho a mí de manera directa, lo juro, pero si fue parte del contexto de una de mis conversaciones, debo decir bastante atípica.

Por tus pujidos nos cacharon, realmente una frase que no olvidare, y no olvide por mucho, mucho tiempo y a veces, ese recuerdo que vaga en mi mente, regresa a mí para hacerme sonreír y recordar buenos y mejores tiempos. Pero debo insistir, no estoy hablando en doble sentido, no tienes que guiñarme el ojo, o asentir con la cabeza, de verdad fue una ocurrencia que una mañana entre semana, nos hizo a todos quedar con el ojo cuadrado.

Notas Relacionadas

Regalos estúpidos

¿Estas bien?

Problemas de las chicas altas

De verdad y literal, una pendejada que recordare toda la vida, una anécdota inédita en mi gran repertorio de ideas y mucho tiempo se quedó guardada porque uno no anda por ahí diciendo por tus pujidos nos cacharon, eso es algo que no se cuenta y más cuando ya paso tanto tiempo.
Veras, siempre he pensado que algunas anécdotas así de raras no deben contarse o el conexto debe ser ideal, ya que de lo contrario quedarás como el raro inadaptado que está ventilando sus necesidades fisiológicas, ya conocen el dicho, el que en pan piensa hambre tiene, o el otro muy famoso, de broma en broma la verdad se asoma.

Así que para evitar balconear algo que no necesita ser balconeado, nunca hable de esa historia, hasta hoy, una anécdota graciosa que sucedió jugando BASTA.

Basta es un juego de palabras en el que los mexicanos seleccionamos una letra diciendo basta, esa letra debe utilizarse para seleccionar el nombre de muchos objetos, artículos y películas, el chiste en jugarlo es tener buena ortografía, un vocabulario amplio y las palabras más raras se llevan más puntuación. Este no es un juego muy común o mejor dicho es el juego que todos los mexicanos jugamos cuando estamos aburridísimos, eso es mejor que picarse los ojos o ver al espacio, así que jugamos basta, no importa la edad, el lugar, solo necesitas una hoja de papel, lápiz y tu cerebro.

Dejando claro que es BASTA, puedo seguir mi anécdota, una que sucedió jugándolo, en el receso de la secundaria, con mis amigos los ñoños del salón, que va, con los ñoños de toda la secundaria, no había gente más ñoña que nosotros y mientras todos jugaban deportes, comían, reían, platicaban de tonterías de adolescentes, nosotros nos íbamos a recluir a un rincón de la escuela, uno en donde no nos diera el sol y nos poníamos a ñoñear, digo, jugar basta.

Pero Basta siempre genera polémica, siempre, porque las personas comienzan a pelearse por palabras inventadas, lógicamente el que la invento va a defenderla mientras que los demás insistirán en que no invente, eso paso el día que escuche la frase por tus pujidos nos cacharon, frase hecha por el simpático del grupo, Héctor Jesús Martinez Ortega, el único de nuestro grupo de ñoños que era algo aceptado por los demás y justo cuando cayó la letra P para escribir un nombre propio, un país, una ciudad, una fruta, un objeto y obvio una película, Héctor en su desesperación por conseguir por lo menos un punto, invento el nombre de una película y adivinen cual fue:
Por tus pujidos nos cacharon

Obviamente el montón de ñoños nos pusimos rojos, nos pusimos a alegar y diciendo que esa película no existía y que había sobrepasado los límites, ¿a quien se le ocurre eso?, Por tus pujidos nos cacharon, no en serio, quien pudo pensar como nombre de película ese título, NETA, QUIEN.

Esta Piratas del Caribe, Pingüinos de Madagascar, Paranormal Activity, pufs, hay miles, mmmm, bueno esas son recientes, ahora pensándolo bien, títulos de cine en los noventas que empezaran con P, mmmmm, creo que no hay muchos, pero por dios, como Por tus pujidos nos cacharon.

Pero el wey se la saco diciendo que era una película que había visto anunciada en el Cine Teresa, aja, aja, aja.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More