Por qué nos obsesionamos tanto con el amor y el romance

0

¿Vivimos para amar o Amamos para vivir?

En qué momento de la vida perdimos el camino y confundimos las cosas, cuando nos equivocamos en la búsqueda del amor para enfocarnos en la necesidad imperante de idealizar platónicamente el amor.

Este análisis es bien interesante, porque nos hace plantearnos si somos románticos porque es nuestra naturaleza, o, por otro lado, nuestra necesidad de romance no tiene que ver con la personalidad, sino son ansias locas por compartir con otro ser humano coincidencias.

Es como ver el vaso medio lleno o medio vacío, ¿a qué me refiero?, mmmm, uno de los personajes emblemas del romance es Ted Mosby, un hombre que nació para amar, un romántico en extinción, pero, cuando miramos más de cerca vemos en Ted un hombre inmaduro emocionalmente, egoísta, que se deja llevar por sus emociones las cuales tienen rienda suelta sin control y sin la menor pizca de inteligencia emocional, lo que hace que Ted sufra mucho en todas sus relaciones románticas.

Vemos a Ted Mosby como un romántico en extinción, pero al mismo tiempo, puede ser un lunático acosador del cual debes correr.

Pero, ¿por qué?

Si bien es cierto, Ted es un romántico, que idealiza al amor y sus parejas, su búsqueda constante de amor y romance lo hacen obsesionarse con ese ideal de lo que él cree debe encontrar, creándole expectativas muy altas de lo que debe ser una relación en pareja, y cada que Ted intenta algo real, con alguien real, las expectativas chocan irremediablemente con la realidad, la rutina, la monotonía.

Creo que esa es la lección que debemos quedarnos de Ted, más allá de que sea romántico o no, es el perfecto ejemplo de cómo sufrimos cuando nos obsesionamos, no con una persona, nooo, cuando nos obsesionamos con una idea irrealista que no exista de lo que es el amor y el romance, ya que si pensamos que estos son una escena de una película o la bonita prosa de un libro, si nos permitimos obsesionarnos con ese ideal del amor y el romance, nunca jamás lo que vivamos en la vida real, estará a ese nivel, llevándonos a búsquedas compulsivas e interminables en las que jamás se encontrará ese prototipo romántico que solo existe en la tele o el cine.

De alguna forma, muy adentro de nosotros, todos sabemos que ese tipo de romance, es algo platónico, algo que solo existe en idea, pero aun así nos obsesionamos con conseguirlo.

Por qué nos obsesionamos tanto con el amor y el romance

Tal vez sea culpa de la televisión, las películas que vemos, ahora, tal vez, en vez de obsesionarnos con el amor y romance, solo tal vez, deberíamos ver el amor como realmente es, y simplemente es el afecto desinteresado por los demás.

You might also like

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More