Por qué las mujeres envidiamos a las edecanes

1

En serio, neta, ¿por qué?, ah sí, porque están buenísimas y de solo verlas morimos de la envidia y sus estilizadas curvas, su pequeña cintura, enorme busto, pompis de tentación y piernas de acero nos hacen babear, ay perdón, mi lado lesbi salió a la luz; pero siempre he pensado que no hay nada más bello que una figura femenina muy curvilínea, y más cuando va de la mano del estereotipo de figura femenino que tanto nos han vendido como ideal.
Así que no solo es mi lado lesbi, sino todos los medios, toda nuestra cultura, por todos lados nos venden a estas bellas mujeres como el ideal, a lo que toda chica debería aspirar, ser o convertirse, así que cuando vemos una mujer despampanante, una bella edecán, morimos de la envida y secretamente anhelamos ser ella, tener ese cuerpo y todos los beneficios que conlleva estar así de guapa.

Ahora, si nos morimos de la envidia, pero no tanto como para morirnos de hambre y comenzar una dieta, más o menos algo así.

Supongo que, por eso, muy dentro de cada mujer, no solo envidiamos a las chicas con figuras torneadas, sino que también las admiramos y muy en el fondo, deseamos ser ellas; aunque sea unos segundos y ser alguien tan bella y perfecta, debe ser algo hermoso.

Y ahora la pregunta interesante porque pensaríamos que ser hermosa es algo hermoso, ¿por qué?, y siguen muchas preguntas interesantes.

En serio, neta, porque querríamos ser alguien más, ah y no cualquiera, sino una bella edecán que es el símbolo por excelencia de la belleza femenina como una cosa, como algo que se puede poseer, un algo y no un alguien; porque querríamos eso, ¿por qué?

Por qué las mujeres envidiamos a las edecanes

Tal vez tenemos una idea loca, pero bien fundada de que las personas exitosas y felices se ven así, y entonces tal vez pensamos que sí, solo si nos veríamos así, podríamos ser felices.

Pero hay que analizar a las edecanes para descubrir que esa envidia que tenemos por ser ella, ese deseo oscuro, desaparecería si solo imagináramos por un momento que esa vida no es bella, ni ideal.

Ellas tienen una vida muy sufrida, terminan convirtiéndose, cuando bien les va, en decoración que algunos cretinos creen que pueden manosear y encima tienen que usar diminutos atuendos que no dejan nada a la imaginación sobre sus esculturales cuerpos y encima terminan usando tacones más de 4 horas, cuando ya de por sí es inhumano usarlos más de 30 minutos, ellas terminan paradas, cansadas y encima tienen que sonreír cuando cualquier macho idiota llega de la nada para tomarla de la cintura, y tomarse una foto.

¿Esa vida era la que yo estaba envidiando?

Por qué cuando vemos a una bella edecán en una fiesta o un evento, deseamos con muchas fuerzas ser esa escultural y despampanante mujer, con un deseo tan insano que, si lo escuchara el diablo, capaz que se te aparece para cumplirte tu macabro sueño.

Por qué deseamos ser alguien únicamente por su belleza, por qué deseamos las mujeres ser una bella edecán que, probablemente eso sea lo único y mayor logro en la vida, estar parada luciendo bonita.

Por qué las mujeres envidiamos a las edecanes, cuando muy probablemente nuestra vida es mejor.

Creo que, en vez de desear esas curvas, deberíamos ser felices con las propias y si vamos a desear ser alguien, creo que sería interesante hacerlo por otros atributos y no únicamente por su belleza.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More