Ícono del sitio El Blog de Yes

¿Por qué la fotografía de productos es importante en el comercio electrónico?

Es cierto eso que dicen que una imagen vale más que mil palabras, pues ha quedado demostrado que las fotografías son lo primero que miramos, debido a que son recursos potentes que ayudan a captar la atención e interés del espectador de inmediato y, por lo tanto, deben estar presentes en las estrategias de marketing para promocionar o dar a conocer productos, servicios y/o marcas nuevas.

Más allá de trabajar en función de la atención al cliente y ofrecer todas las comodidades posibles como disponer de diversos métodos de pagos (efectivo, transferencias, cobros con tarjetas con TPV), realizar encuestas de satisfacción, lanzar promociones y descuentos o darles seguimiento a los clientes, es importante utilizar recursos y herramientas que ayuden a captar nuevos prospectos y faciliten su conversión, como es el caso de la fotografía de productos.

Por ello, en este post estaremos conociendo un poco sobre este poderoso recurso visual, sus características y la importancia que tiene en el comercio electrónico, además de compartirte una serie de consejos para que puedas tomar tus propias fotos como todo un profesional y logres optimizar tu catálogo de productos de forma apropiada. Así que no perdamos más tiempo y comencemos.

¿Qué es la fotografía de producto?

Se llama fotografía de producto al tipo de imagen que busca mostrar a detalle las características de un artículo que pretende ser comercializado por una tienda o particular. Se trata de un recurso visual muy practicado en el comercio electrónico que sirve para dar a conocer de forma atractiva los productos y servicios de una marca a clientes potenciales.

Este elemento se ha vuelto una herramienta fundamental para todo tipo de negocio independientemente de su modalidad, ya sea que opere vía online o de forma convencional con un establecimiento físico, puesto que tiene la capacidad de realzar el valor y la percepción visual de la marca, logrando despertar el interés en el consumidor de manera inmediata.

Sin embargo, debes ser muy selectivo a la hora de escoger las fotografías que exhibirás en tu catálogo de productos, pues no todas tienen el mismo impacto y elegir la imagen equivocada podría traer resultados contraproducentes para el negocio; pero no te preocupes, en este artículo conocerás y aprenderás las técnicas necesarias que debes implementar para capturar las mejores fotos y con ello incrementar las posibilidades de venta en tu ecommerce. 

¿Cuál es la importancia de la fotografía de productos?

Este tipo de fotografía es considerada como la pieza más importante de cualquier tienda online, ya que a través de ella los usuarios pueden ver a detalle cómo es el producto que desean adquirir, lo que a su vez puede influir en su toma de decisiones a la hora de concretar la compra.

Al mostrarle una fotografía real del producto al espectador, no solo le permites conocer un poco las características del mismo, sino que también aumentas su nivel de confianza, pues la persona sentirá más tranquilidad porque sabrá que se trata de una tienda real y no de una estafa, despertando aún más su interés por el producto.

De igual forma, si se utiliza correctamente, la fotografía de productos puede servir como una herramienta diferenciadora para destacar a un ecommerce del resto de la competencia, ya que las imágenes transmitirán un aire de profesionalidad y calidad.

¿Cuál es el propósito de la fotografía de productos en el comercio electrónico?

El principal objetivo de esta herramienta es concentrar toda la atención de los clientes en un único elemento, el producto. Y para lograrlo, la foto debe mostrar la mayor cantidad de información posible como el color, tamaño, textura y complementos del artículo principal, además de apoyarte con tomas desde diferentes ángulos para jugar un poco con la profundidad. 

El secreto está en la composición de la fotografía, saber utilizar los elementos adecuados y descubrir qué estilo va mejor con tu marca.

Herramientas básicas que necesitas para tomar tus propias fotografías de producto

Para conseguir un aspecto profesional en tus fotografías de productos, debes contar con un equipo que te permita capturar imágenes de alta resolución y calidad. Para ello, puedes iniciar con la cámara de tu smartphone y apoyarte con otras herramientas complementarias, como trípodes, aros de luz, fondos de colores sólidos, entre otros.

Ahora bien, si tu intención es darle un enfoque premium, elegante y sofisticado, entonces lo mejor es invertir principalmente en una cámara profesional o semiprofesional que garantice una excelente resolución en cada foto y de igual forma, utilizar accesorios afines a este tipo de fotografía, como, por ejemplo, una caja para productos, mesa giratoria, fuentes de iluminación, entre otros. 

La fotografía de productos puede ser tan especializada como lo necesites, sin embargo, lo más importante es tener creatividad y conseguir tomas únicas que capten la atención de tu público objetivo con solo echarles un primer vistazo.  

Consejos para capturar fotografías de productos atractivas

A continuación, veremos 3 tips que puedes comenzar a implementar en tu negocio para que crees tus propias fotos de productos de manera profesional y con ello impulses las ventas de tu ecommerce.

Cuida la iluminación de tus fotos

Uno de los aspectos más importantes que debes tener en cuenta a la hora de tomar tus fotografías es la iluminación. Esta debe realzar el producto y destacarlo como la pieza principal, sin olvidarte de la profundidad de campo.

Para tomar fotografías con buena iluminación puedes escoger entre dos tipos de luces, la natural y la artificial y esta última a su vez puede ser cálida, fría o neutra. 

Si decides trabajar con luz artificial, lo más recomendable es utilizar una luz con temperatura neutra o en su defecto fría, pero evita en lo posible mezclar los diferentes tipos de luz, ya que podría darle un enfoque incorrecto al producto. Y si recién estás incursionando en la fotografía, lo mejor es que optes por usar la luz natural, pues no tendrás que preocuparte por cambiar la intensidad de la iluminación, aunque debes estar consciente de que la sesión podría extenderse por muchas horas y los parámetros de exposición podrían ser modificados.

Juega con los ángulos y encuadres para tomar fotos

Además de cuidar de la iluminación de tus fotografías, debes practicar diferentes encuadres y ángulos hasta dar con el resultado correcto. Uno de los trucos más básicos que puedes implementar es ubicar la cámara a la misma altura que el producto a fotografiar o jugar con tomas cenitales, colocando la cámara perpendicular al suelo, apuntando sobre el artículo para darle otra perspectiva.

De igual forma, puedes tomar fotos a detalle enfocándote en un elemento del producto, para que el espectador pueda visualizar con claridad las características del producto. También puedes apoyarte de un trípode para tener mayor estabilidad al ejecutar los disparos, evitando algún movimiento indeseado.

Utiliza fondos sólidos

Para darle un toque más profesional y formal a tus fotografías puedes utilizar fondos unicolores que destaquen el producto a la vez que armonizan la imagen. Por lo general, las marcas acostumbran a usar fondos que sean totalmente blanco, ya que esto garantiza que el producto fotografiado se convierta en el protagonista y pieza central de la composición.

Asimismo, puedes complementar el set con otros elementos adicionales que acompañen a tu producto estrella, dándole mayor funcionalidad al artículo.

Salir de la versión móvil