Políticas de devoluciones

0

Cada que estés apunto de comprar algo, ya sea un producto o un servicio, fíjate bien en las letras chiquitas y si no las encuentras, pregunta por ellas ya que ningún producto es tan bueno como se ofrece y normalmente el pero aparece en las condiciones, en las letras chiquitas y por supuesto en las políticas de devoluciones; esas engañosas políticas que se encargan de no devolverte nada, ni dinero, ni producto, si por cualquier motivo no obtuviste lo que querías comprar.

Parece cuento de horror de los años ochentas, hasta los noventas, pero hoy a pesar de toda la información del mundo, de internet advirtiendo sobre las letras chiquitas o instituciones para proteger al consumidor como la PROFECO o la CONDUSEF cuando se habla de finanzas, todavía pasa hoy más que nunca, que las empresas, TODAS, a la hora de devolver el dinero por un producto que no cumple las expectativas o un servicio que no se pudo realizar, cuando eso pasa normalmente te harán ver tu suerte y para devolver aquello que pagaste tendrás que ir a la Villa de rodillas en plan peregrinación, y no es que quiera ser irrespetuosa, pero pedirle a una tienda que te devuelva tu dinero porque algo estaba defectuoso es lo mismo que pedir un milagro al cielo.

En serio, no va a pasar y si lo intentas verás tu suerte en el proceso.

¿Qué?

Ok, yo entiendo perfecto cómo funciona el mundo, este mundo hecho a partir de la oferta y la demanda, yo quiero un producto o servicio y busco a alguien que tenga un precio que yo pueda pagar; pero en ese proceso surgen además otros modelos, es decir, si compro algo que no me queda, algo que no sirve o compro algo que no puedo usar y tengo que devolver o cancelar, eso es lo mismo que tirar tu dinero a la basura, porque no te van a devolver nada de nada, compres el seguro que compres de devolución, hagas lo que hagas, supliques, grites, llores, no va a pasar nada.

Bien, ok, entiendo esto de la economía, yo compro algo y punto, pero se supone que hay políticas que te permiten hacer algo, cuando lo que estas adquiriendo tiene defectos; pero sin importar nada, ninguna tienda hace valido eso, mejor deberían decir, NO ACEPTAMOS CAMBIOS Y UNO SABE A QUE SE ATIENDE, pero para venderte más cosas y sacarte más dinero, te venden seguros que nunca van a funcionar y nunca vas a poder reclamar una devolución.

Así que cuidado con las letras chiquitas cuando compras algo, es mejor leer bien las políticas de devolución, porque es muy probable que si lo regresas porque no sirve no te den nada o si estas pagando por adelantado un servicio que por causas de fuerza mayor no puedes usar, entonces te fregaste, porque las mentadas políticas de devolución, sin importar nada, van a dejarte sin dinero, sin ganas de alegar y sin ganas de comprar otra cosa nunca más en la vida.

Y no es que te quiera echar la sal con ese nuevo electrodoméstico, gagdet o aquello que hayas comprado, lo sé, si funciona mal podrás reclamar y si tienes mucha suerte te lo cambiaran sin mucho problema, pero déjame decirte que eso solo le pasa al amigo del amigo y uno tiene que ir a la tienda donde se compró a hacer valida la garantía, de ahí te van a mandar con la marca que está en Santa Fe, luego la marca te va a mandar a la fábrica o bodega en Tlanepantla, porque así son sus políticas de devoluciones, mientras te hacen peregrinar por toda la ciudad.

Cuando se habla de servicios, ahí está peor la cosa, ya que las políticas de devoluciones son más engañosas y no te van a devolver nada, no te van a dar crédito en la tienda, noooooo, si compraste un servicio y no pudiste tomarlo porque te atropello un autobús y llamaste dos días antes para cancelarlo o posponerlo, NOOOOOOOOOO, va a pasar nada, sin importar que hayas comprado además por $500 pesos más el seguro de cancelaciones, porque resulta que el seguro de cancelaciones solo aplica si 1 mes antes lo cancelas y bajo ciertas características muy especiales, es decir, solo te lo hacen valido si te secuestra un alien, de lo contrario PERDISTE TU DINERO.

Eso fue lo que me acaba de pasar con mis últimas vacaciones, un paquete que compramos entre un grupo de amigos de 4, unas vacaciones que comenzamos a planear y obvio a pagar desde el año pasado, ya saben, es más barato comprar con anticipación y pagar a mensualidades sin intereses, eso fue lo que hicimos los 4, sacamos nuestros boletos de avión, de hotel, y del crucero y tenemos más de un año pagando, pero un accidente de último momento, dos semanas antes de salir, uno de nosotros tuvo un accidente y por causas de salud no pudo viajar, sin importar que hayamos pagado el seguro de cancelaciones, sin importar que hayamos avisado dos semanas antes del accidente con informes médicos, etc, no pasó nada, nadie nos devolvió nada y solo nos dan largas, esperando a que entendamos el mensaje.

Si compras tus boletos de Aeroméxico por BestDay, y lo compras con el seguro, no va a pasar nada y esos 7mil pesos que pagaste a 18 meses, nadie te los va a devolver, sin importar que, ya que las políticas de devoluciones están a su favor.

Y lo peor, es que cuando compras un boleto de avión, un año antes para así pagar tarifas más bajas y comenzar a pagar tus compras desde antes, resulta que si aplica eso de los doce meses para los cambios, pero si compras un boleto de avión en enero del 2014 para viajar en enero de 2015, resulta que tus doce meses para cambiar esa fecha son a partir de la compra, no a partir de tu viaje.

Eso desincentiva por completo a los usuarios a comprar boletos con anticipación, porque si no puedes viajar, entonces perdiste casi 10 mil pesos.

Lo mismo paso con la reservación del crucero, ningún comprobante medico hace la diferencia, ya pagaste, ya te chingaste, es prácticamente la única política de devoluciones que aplica para todo.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More